Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 12 de noviembre de 2019
  • Actualizado 13:07

El 8B alista actividades para su mes aniversario

El 24 de mayo se cumple un año del centro cultural que propone una ideología y gestión de cultura poco convencional. Los eventos incluyen música, teatro, fotografía y cine.
El 8B alista actividades para su mes aniversario


El 8B Departamento Cultural, ubicado en la calle Juan de la Cruz Torrez No. 1485 entre Aurelio Meleán y Aniceto Arce, celebra el próximo 24 de mayo un año de producción, gestión y promoción de cultura y arte. Durante el mes aniversario se desarrollarán actividades de artes escénicas, música, cine y fotografía.

Las agenda comienza el viernes 3 de mayo con el concierto “Trancapecho” de El Papirri (Manuel Monroy Chazarreta), a las 19:30 horas. Después, desde el 6 de mayo y hasta el 30 del mismo mes, la artista escénica María Julia Ruiz dictará un taller de teatro para niños y adolescentes.

Un segundo ciclo de fotografía Zoom se exhibirá el jueves 16. Le seguirá una feria artesanal (que tiene abierta su convocatoria), que se llevará a cabo el día 18. El sábado 19 comenzará un ciclo dedicado a la recientemente fallecida cineasta francesa Agnés Vàrda, comenzando con “Faces Places”.

Finalmente, el 24, día del aniversario, el grupo Quimbando se presentará en concierto.

Amalía Canedo, Gabriela Olivera y Mauricio Canedo son los gestores de esta iniciativa. Indicaron que, más allá de un centro cultural, piensan en el 8B como “un espacio de encuentro, en el que la gente pueda quedarse después de los eventos conversando con el artista”.

“Como si fuera un laboratorio en el que los actores y la audiencia se apropien y piensen en espectáculos no convencionales; una casa de gestores que pueda consolidar un colectivo”, apuntó Olivera.

La idea surgió en Buenos Aires (Argentina), donde Gabriela y Mauricio estudiaban Cine y Música, respectivamente. “Nuestro departamento estaba ubicado en el centro de la ciudad, y ahí se reunían todos los amigos, armando jams y tocadas. Los amigos le decían el Consulado de Bolivia”, explicó Mauricio Canedo.

El emprendimiento fue trasladado a Cochabamba, donde convirtieron un departamento en un espacio artístico, que ahora es una casa intervenida en detalles, como el montado de un escenario y un mural en la fachada pintado por Norka Paz.

“Lo que hacemos es trabajar con gente que tenga proyectos y apoyarles con la difusión y el espacio. Tratamos de que el artista pueda generar su propio público, que se comprometa y no dependa de la gente del 8B, o la cantidad de dinero”, argumentó Mauricio.

Los administradores del 8B también siguen la idea de cambiar el concepto de trabajo artístico por mero espectáculo. Además, es un colectivo que persigue una “legislación” que reconozca a los espacios culturales. “Se maneja la idea de que un pub es un espacio cultural, sabiendo que no nos movemos de la misma manera y no generamos ingreso por el mismo método”, finalizó Amalía.