Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 20 de enero de 2021
  • Actualizado 10:04

CINE

A 81 años de su estreno, polémica racial pone los ojos del mundo sobre “Lo que el viento se llevó”

La película estrenada en 1939 sigue siendo la más taquillera de la historia (con ajustes de inflación). Ahora ocupa los primeros lugares de venta en Amazon, después de que HBO Max la retirara de su catálogo.

 

Una abarrotada premier de “Lo que el viento se llevó” en 1939.   FUENTE- NYT
Una abarrotada premier de “Lo que el viento se llevó” en 1939.   FUENTE- NYT
A 81 años de su estreno, polémica racial pone los ojos del mundo sobre “Lo que el viento se llevó”

“Lo que el viento se llevó” (1939) es una de las cintas más populares de la historia del cine. La historia de amor de los sureños Scarlett O’Hara (Vivien Leigh) y Rhett Butler (Clark Gable), en la antesala y durante la Guerra de la Secesión (1861-1865), es la película más taquillera de todos los tiempos, con ajustes de inflación y según el libro de los Records Guinness; además de llevarse ocho premios Oscar, más uno honorífico.

81 años después de su estreno, vuelve a ser el centro de atención de la esfera del cine, tras ser retirada del catálogo de la nueva plataforma HBO Max, con la promesa de que volverá a ser incluida “precedido de un aviso que informará de su contenido y contexto histórico” por “idealizar la esclavitud y perpetuar estereotipos raciales”. El hecho ha provocado un efecto “streisand”, poniendo a “Lo que el viento se llevó” en la lista de las cinco películas más vendidas de Amazon.

La decisión de relegar la película del VOD es una respuesta a la arremetida del columnista de Los Angeles Times John Ridley (guionista de “12 años de esclavitud”) contra el filme. “Es una película que cuando no está ignorando los horrores de la esclavitud, está perpetuando algunos de los estereotipos más dolorosos de la gente de color”, escribe Ridley.

La observación no es nueva. Cuando la película se estrenó en 1939, el poeta Melvin B. Tolson opinó en el Washington Tribune que era más peligrosa que “The Birth of a Nation”, cinta de 1915 que era tan prejuiciosa en sus representaciones de afroamericanos que provocó un violento resurgimiento de la Ku Klux Klan.

En un artículo publicado por la revista Time, la historiadora de cine Kimberley Brown declara: “Yo enseño ‘Lo que el viento se llevó’, pero con todo un plan de enseñanza acerca de raza y racismo”.

Una de las mayores polémicas surge con el personaje de Mammy, la criada negra de la caza interpretada por la afroamericana Hattie McDaniel´s, quien por ese papel se convirtió en la primera persona de color en llevarse un Oscar.

ReBecca Theodore- Vachon, opina al respecto para el Time: “La interpretación de Hattie McDaniel’s (Mammy), cimentó una ola de mujeres afroamericanas que existieron solo para secundar la historia de un protagonista blanco, que ahora ya no se mantiene”.

Por su parte, Boris Izaguirre de El País comenta sobre la actriz McDaniel’s: “Me atrevo a pensar que, si Hattie estuviera viva, saldría a manifestarse en Minneapolis defendiendo su papel, su Oscar y esa escena donde toda la atención está volcada en la voz, el rostro y el talento de una mujer afroamericana”.

En otro artículo de opinión del Washington Post, Elie Mystal escribe que “Lo que el viento se llevó” no solo es racista, sino que glorifica una visión confederacionista, “que argumentó una guerra para seguir teniendo los derechos de ‘poseer’ esclavos”.

“Lo que más me gusta de ‘Lo que el viento se llevó’ es que el sur perdió”, escribe.

Por otra parte, una editorial de El Mundo alerta sobre no caer en un “neopuritanismo”. “A imitación del islam radical, lanza sus fatwas contra cualquier manifestación cultural o artista que ose discrepar del dogma identitario. Y ya no se conforma con ejercer su censura fanática sobre el presente, sino que la proyecta sobre el pasado, pretendiendo filtrar la historia por los estrechos criterios del activismo posmoderno, en un ejercicio de adanismo historicista y colonialismo moralizante que ha sido común a cualquier forma de totalitarismo, sea bajo una teocracia religiosa o una dictadura política como el nazismo o el comunismo”.

Lo cierto es que toda esta polémica ocurre cuando Estados Unidos está siendo sacudido por masivas protestas contra el asesinato del afroamericano George Floyd por parte de un agente policía, que ha llevado, no solo a repensar la cultura norteamericana, sino a revisar su sistema legal y estructura de la institución de la Policía.

Los empresarios del cine son cautelosos. WarnerMedia pidió al mítico cine Rex de París no exhibir una función especial de “Lo que el viento se llevó” que era parte de la cartelera de la reapertura del centro cultural. Similares son los casos de la serie de sketches, “Little Britain”, que ha sido retirada de Netflix y de la misma BBC; “Canción del sur”, de Disney que no será incluida en Disney+; y Paramount anuncia la retirada de la nueva temporada de “Cops”.