Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 23 de septiembre de 2019
  • Actualizado 07:47

EL LIBRO “CENSURA Y AUTOCENSURA PERIODÍSTICA EN BOLIVIA”, DE LA INVESTIGADORA VIRGINIE POYETTON, SE PRESENTARÁ ESTA NOCHE EN EL CENTRO CUARTO INTERMEDIO

54 por ciento de periodistas bolivianos admite haber sufrido censura

54 por ciento de periodistas bolivianos admite haber sufrido censura



Un 54 por ciento de los periodistas de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz admite haber sufrido censura en el ejercicio de su trabajo, a través de instrucciones que limitaron su cobertura informativa.

Así lo revela la publicación “Censura y autocensura periodística en Bolivia. Una perspectiva desde la profesión misma”, de la investigadora Virgninie Poyetton, que se presentará esta noche, a las 19.00, en el Centro Cuarto Intermedio (CCI), ubicado en la calle Ernesto Daza No 1814 esquina Rivero Tórrez (zona Muyurina, detrás del Jardín Botánico).

La exposición del trabajo estará a cargo de la propia Poyetton, mientras que los comentarios correrán a cuenta de Ángelica Lazarte, directora de ATB Cochabamba, y de Juan Cristóbal Soruco, director del diario Los Tiempos.

Editado por el Observatorio Nacional de Medios (Onadem) de la Fundación UNIR Bolivia, el libro es resultado de una indagación sobre la experiencia y opinión de periodistas de medios estatales, privados y comunitarios, que fueron encuestados y participaron de grupos focales organizados en las tres ciudades del eje troncal.

En el primer capítulo del libro, la autora refiere que la “investigación se enfocó principalmente en la visión que las y los periodistas tienen del ejercicio de su profesión en cuanto a censura y autocensura”.

INVESTIGACIÓN El porcentaje (54 por ciento ) de periodistas que dice haber sido censurado en su trabajo bien podría ser más alto, pues otro de los resultados de la investigación señala que un 83 por ciento de los encuestados dice haber escuchado hablar de colegas que sufrieron censura, afirma Poyetton.

“Aquí nos confrontamos con los límites de esta investigación: admitir que uno/a ha sido víctima de censura o autocensura, aunque sea de manera anónima. Es más fácil -y también más seguro en términos de protección laboral- reconocer que le pasó a un/a compañero/a que a uno mismo”, reflexiona la investigadora.

Para los periodistas entrevistados, las autoridades de Gobierno -nacional, departamental, local- y anunciantes privados y públicos figuran como los principales censores de los medios bolivianos, añade.

En cuanto a la autocensura, la investigación manifiesta que un 59 por ciento de los periodistas encuestados admite no haber difundido voluntariamente una información. “En la mayoría de estos casos (61 por ciento ) parece tratarse más de autolimitaciones vinculadas al respeto a la deontología periodística que de autocensura”, precisa la autora.