Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 28 de enero de 2023
  • Actualizado 13:38

La Iglesia insta al gobierno de Maduro a aceptar la ayuda humanitaria

La Iglesia insta al gobierno de Maduro a aceptar la ayuda humanitaria

La Presidencia de la Conferencia Episcopal Venezolana a través de un comunicado manifestó la necesidad que tiene el país de recibir ayuda humanitaria y recordó que ante la crisis que vive Venezuela, la Iglesia ofreció ayuda en reiteradas oportunidades, pero el gobierno de Nicolás Maduro rechazó el apoyo.

La Conferencia Episcopal Venezolana dijo que "el deterioro general de las condiciones de vida ha llevado al país a situaciones límites, sobre todo en las áreas alimentarias y de salud".

En ese sentido recordaron que la Iglesia, en sus diversas instancias, desde el Papa Francisco hasta la Iglesia venezolana, solicitó muchas veces la posibilidad de abrir un canal humanitario, pero la respuesta del gobierno de Nicolás Maduro siempre fue un "no".

Por lo que ahora piden que el gobierno de Maduro abra los canales para recibir la ayuda humanitaria internacional.

"El país necesita la ayuda humanitaria. El régimen tiene la obligación de atender las necesidades de la población, y para ello, facilitar la entrada y distribución de la misma, evitando cualquier tipo de violencia represiva. Pedir y recibir ayuda no es ninguna traición a la patria; antes bien, es un deber moral que nos incumbe a todos, ante las carencias y urgencias dramáticas que padece el pueblo venezolano", señalaron.

La Iglesia remarcó que en los actuales momentos, la Asamblea Nacional venezolana, en "representación legítima del pueblo" tomó la iniciativa de organizar la ayuda con el concurso de varios países y "pueblos hermanos".

Comentaron que la posibilidad de una ayuda humanitaria generó "muchas expectativas" por las grandes necesidades del pueblo en materia de alimentación y salud, y que la misma estaría guíada por protocolos aceptados internacionalmente, para dar respuesta a situaciones de grave crisis, dejando de lado "intereses políticos, sino al bien del pueblo más vulnerable", se lee en el comunicado.

Si bien no resuelve todos los problemas de la población, la ayuda consiste fundamentalmente en raciones de emergencia y suplementos para niños y ancianos con déficit nutricional e insumos médicos, principalmente terapéuticos. Además, es limitada en cobertura y tiempo. "Es siempre subsidiaria y no sustituye lo que el Estado debe hacer con sus recursos", agregaron.

Repitieron en el actual escenario de crisis humanitaria, "Cáritas renueva su compromiso de participar, junto a otras organizaciones, en la recepción y distribución de la ayuda humanitaria, aportando su experiencia y capacidades. Cáritas se sumará a la ayuda en esta crisis bajo los principios de respeto a los derechos humanos y humanitarios".

"La ayuda humanitaria beneficiará a muchas personas que se encuentran en situaciones límites, y a la vez, es un ejercicio de solidaridad y de organización en un pueblo que, manteniendo en alto la dignidad y la esperanza, quiere cambiar la situación de penuria y precariedad que sufre", sostuvieron y concluyeron pidiendo a las autoridades que "¡escuchen el clamor del pueblo, dejen entrar y distribuir en paz la ayuda humanitaria!".