Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 16 de octubre de 2021
  • Actualizado 16:21

LA FEDERACIÓN UNIVERSITARIA LOCAL PIDE QUE HAYA UNA IGUALDAD EN EL VOTO ESTUDIANTE-DOCENTE. PARA OTROS SECTORES ESTA PROPUESTA ES INVIABLE Y PODRÍA EMPANTANAR EL CONGRESO

El voto y elección de rector son los nuevos retos a superar

El voto y elección de rector son los nuevos retos a superar



A 25 días de que el rector de la Universidad Mayor de San Simón, (UMSS), Waldo Jiménez, deje su cargo, el pedido de la Federación Universitaria Local (FUL) del voto universal toma cada vez más fuerza.

Para este sector el voto ponderado es la manzana de la discordia que llevó a la universidad a la crisis que ahora trata de superar, pues su secretario ejecutivo, Jarlin Coca, aseguró que la resolución de titularización fue aprobada por Jiménez con el único objetivo de comprar el voto docente que vale 50 votos frente a uno de los estudiantes.

Según el punto de vista de la FUL, el denominado voto ponderado debe ser anulado y tal como sucede en la Universidad Pública de El Alto, donde el voto para elegir autoridades (rector, vicerrector) debe valer uno tanto para estudiantes como docentes.

Para este sector, éste es uno de los puntos principales que se debe tratar en el III Congreso Universitario porque la Constitución Política del Estado también reconoce el voto universal y en una elección de autoridades cualquier persona sea profesional o estudiante tiene un voto con el mismo valor.

Coca destacó que este planteamiento solamente sería valedero para las elecciones y no así para el voto en el Consejo y Congreso Universitario, donde aseguró se debe conservar el Co-Gobierno.

DICTADURA ESTUDIANTIL Para la Federación Universitaria Docente (FUD) esta posición no tiene sentido y lo que estarían haciendo los dirigentes estudiantiles es implementar la dictadura o poder estudiantil.

“El voto universal no es más que la apropiación de la universidad por un partido político”, agregó el dirigente de los docentes Juan Ríos.

Dijo que posiblemente el voto ponderado no sea la mejor alternativa, pero tal vez se podría apostar por el voto calificado que no ha sido analizado a profundidad con los docentes.

Indicó que este tipo de votación significa que los mejores representantes de la universidad se unan para hacer la elección no por su visión o ideología, sino más bien por todos los antecedentes académicos que tenga.

Ríos manifestó que su sector no está cerrado a discutir este tema, pero pidió a los actores que fueron parte del conflicto a suspender el tratamiento por un tiempo, por lo menos mientras las aguas se calman en la UMSS.

“El problema mayor que nosotros vemos venir es la inviabilidad de la próxima elección universitaria, porque elegimos al rector y vicerrector de manera ponderada”, señaló.

La autoridad docente indicó que habría que apostar por el Congreso y dejar de lado las elecciones de las próximas autoridades, hasta que se finalice el tratamiento del proceso de titularización.

“Creo que si se toca ese tema es posible que nos empantanemos y nos dirijamos al fracaso del Congreso”, acotó.

El secretario general del Sindicato de la UMSS, Guillermo Azogue, manifestó que la universidad debe ser meritocrática y no prebendal. Reconoció que lo académico se ha subordinado a la política y es por eso que se han dado este tipo de situaciones.

Aunque Azogue no quiso referirse a la votación universal, mencionó que tanto docentes como estudiantes deben dejar de lado sus intereses por el bien académico.