Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 06 de octubre de 2022
  • Actualizado 00:07

Policía se niega a revelar nombre del efectivo que disparó proyectil

Policía se niega a revelar nombre del efectivo que disparó proyectil

La Policía se negó ayer a revelar el nombre del efectivo que disparó el proyectil de gas contra el universitario Jhon Néstor Copaga Vargas, que se encontraba parado en la puerta principal de la Universidad Mayor de San Simón el jueves.
Copaga recibió el impacto de forma directa, como no debiera ocurrir con un rifle lanzagas, fue herido en la frente e ingresó a terapia intensiva

El comandante departamental de la Policía, coronel Luis Aguilar, informó que el uniformado fue identificado.
“Se va a realizar las investigaciones y por principio jurídico no podemos dar su identidad”, afirmó.  
Aseguró que darán estricto cumplimiento a las instrucciones del ministro de Gobierno, Carlos Romero, para dar con los responsables del suceso

Aguilar evitó afirmar si hubo o no error humano o si la acción de disparar directamente a la persona fue intencional. Pero, aclaró que la forma en la que lo hizo el policía que hirió a Copaga no es como se debe hacer.
“Por supuesto que tiene que haber un ángulo, porque son agentes químicos que tienen dos efectos, psicológicos y físicos”, dijo

La autoridad policial indicó que los gases se utilizan en tumultos para dispersar a manifestantes y que el hecho, del que resultó herido Copaga, ocurrió en segundos

“Había muchos estudiantes que estaban en el campus universitario y otra cantidad de gente intentaba ingresar. Es en ese momento donde de ambos lados salen los petardos, salen las matasuegras, inclusive dinamitas, palos, piedras. Entonces estaban al centro los policías y ahí se genera este lamentable hecho”, expresó.
Revisadas las imágenes de esos momentos se evidenció que los manifestantes portaban petardos y que algunos tienen escudos y palos, pero no se ven dinamitas ni piedras.
EL PROYECTIL Oficiales de Policía explicaron cuál debe ser el procedimiento para disparar este tipo de gas

Un coronel de la Policía expresó, desde su punto de vista, que existió intencionalidad de causar daño, “porque en estos casos ni siquiera se puede disparar a puntos muertos como paredes para que rebote, porque de igual manera causaría daño”. Manifestó que los disparos se los realiza, de acuerdo al procedimiento, es decir en forma de parábola, “nunca tiros rasantes y mucho menos al cuerpo”, tampoco a esa distancia que es a menor a 50 metros, porque dependiendo si es de largo o mediano alcance, el proyectil puede tener un alcance de cuatro cuadras.
“Jamás se dispara a la muchedumbre a esa distancia. Incluso cuando arrojas una granada de gas, es con la mano y al ras del piso, dando tumbos, como si se arrojara una bola para tumbar botellas de bolos”, dijo

Un teniente afirmó que “todo policía, desde un clase hasta un general, sabe que no se puede disparar a esa distancia ni de frente a una muchedumbre”, que se debe considerar como delito y que además una mala orden “no se acata”.
El comandante de la Policía dijo que hay dos caminos para proceder con el uniformado que disparó de manera incorrecta, uno es el de la vía administrativa, investigando desde la Dirección de Investigación interna de la Policía. “Por los malos procedimientos que nosotros podríamos aplicar”, acotó

Y una segunda vía es la penal, que es la que piden los familiares y dirigentes de la Federación Universitaria Local (FUL).