Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 06 de julio de 2022
  • Actualizado 15:36

Uruguay habilita el ingreso al país con un test de antígenos negativo

Coronavirus en Uruguay. EFE
Coronavirus en Uruguay. EFE
Uruguay habilita el ingreso al país con un test de antígenos negativo
Uruguay habilita el ingreso al país con el resultado negativo reciente de un test de antígenos de COVID-19 y deja atrás la exigencia exclusiva de un test PCR, como operaba hasta el momento.

Así lo anunció el viceministro de Salud Pública del país suramericano, José Luis Satdjian, mediante una publicación en Twitter en la que adjuntó la resolución al respecto aprobada por el titular de la cartera, Daniel Salinas.

Como puntualiza el documento, la decisión de autorizar la entrada al país con una prueba de antígenos se debe a que "diversos países de la región han adoptado al test de antígenos como técnica de diagnóstico alternativa a la técnica de biología molecular PCR-RT".

Más allá de la estipulación de que se podrá ingresar a Uruguay con una u otra prueba "indistintamente", la resolución remarca que el test con resultado negativo para la covid-19 debe haberse efectuado "no más de 72 horas antes del inicio del viaje" en un laboratorio habilitado "en el país de origen o tránsito".

Esta última disposición es la que ya regía hasta el momento, con la salvedad de que solo se reconocía como válida la prueba de técnica PCR.

El pasado 17 de diciembre Uruguay eliminó la obligatoriedad de someterse a un test PCR para detectar el coronavirus, una semana después del ingreso al país, bajo el argumento de que, con el certificado de vacunación para la enfermedad y un primer PCR negativo, el segundo se hacía "un poco excesivo".

La nación rioplatense registró este jueves 5.527 nuevos contagios de covid-19 en un jornada en la que fallecieron 18 personas y se superó la barrera de los 800.000 casos positivos, según el último informe diario del Sistema Nacional de Emergencias (Sinae).

En total, son 43.088 personas las que cursan la enfermedad en el país, mientras que 153 de estas se encuentran en centros de cuidados intensivos (CTI).