Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 19 de octubre de 2021
  • Actualizado 23:55

Países combinan dosis y suman refuerzo; OMS pide tener cautela

Argentina anunció que mezclará la Sputnik V con la AstraZeneca, mientras que Italia permite que sus ciudadanos elijan. En Bolivia, aún no hay nada concreto.
Una imagen de las vacunas disponibles en la industria farmacéutica.  EFE
Una imagen de las vacunas disponibles en la industria farmacéutica. EFE
Países combinan dosis y suman refuerzo; OMS pide tener cautela

El retraso en la producción y entrega de las dosis rusas Sputnik V generó revuelo internacional y alerta en los países, que aguardan recibir sus lotes para continuar con los procesos de inmunización en sus sociedades. Lanzada la problemática, no solo se abrió espacio para el debate con relación a si es beneficioso combinar las vacunas de distintas farmacéuticas, sino que algunos gobiernos ya ejecutan esta alternativa.

En las pasadas horas, el Ministerio de Salud argentino generó noticia al confirmar que, en breve, comenzará a mezclar la Sputnik V con la AstraZeneca. Así lo dio a conocer la máxima autoridad de esa cartera estatal, Carla Vizzotti. En Italia, las instituciones públicas de salud también han optado por combinar las dosis de diferente marca.

En las redes sociales hubo informaciones cruzadas respecto a la posición de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la combinación y la probabilidad de que se incluya una tercera dosis como refuerzo. Algunos portales refirieron que esa entidad se opone drásticamente. Sin embargo, el organismo pide que exista “cautela” y que no se trate de una elección personal ligera, sino que las instituciones sanitarias públicas de cada país resuelvan qué hacer, basadas en estudios.

"Los individuos no deberían decidir por sí solos, pero las agencias de salud pública pueden hacerlo, basándose en datos disponibles", expresó la jefa del equipo científico de la OMS, Soumya Swaminathan, según citó 20minutos.es.

Swaminathan advirtió que la OMS aguarda los resultados de estudios que aclararán el panorama sobre la combinación de vacunas. Precisó que es una “tendencia un tanto riesgosa” aquella en la que el individuo evalúa la chance de ser inmunizado con una dosis adicional a las que se requieren de acuerdo con lo ya establecido.

 "Recibimos muchas consultas de personas que dicen que han tomado una y están planeando tomar otra, lo cual es una tendencia un poco peligrosa. Será una situación caótica en los países si los ciudadanos comienzan a decidir cuándo y quién debe tomar una segunda, tercera o cuarta dosis", expresó.

En algunas naciones ya han elegido la combinación y la aplicación de una dosis extra. En Italia, por ejemplo, la ciudadanía puede escoger qué segunda dosis recibirá. Esto aplica en aquellos que fueron inyectados primero con la AstraZeneca, según medios europeos como La Voz de Galicia. “Podrán repetir con el suero de la farmacéutica anglosueca o pasar a Pfizer o Moderna”.

En Canadá, Corea del Sur, Tailandia y Emiratos Árabes también se lleva adelante la combinación.

Bolivia, por su parte, analiza el escenario. El viceministro de Comercio Exterior, Benjamín Blanco, abrió, en julio pasado, la probabilidad, solo “en caso de que la demora en las entregas persistiera”. El ministro de Salud, Jeyson Auza, dijo que la combinación no será efectuada en tanto “no se establezcan los estudios”.

“No nos cerramos a la posibilidad. Se están realizando estudios, pero hasta que no se concluyan, nosotros no podemos emitir criterio”.

Por su lado, ABC aseguró que un estudio de la Universidad de Oxford concluyó que “inyectar una vacuna contra la COVID-19 de Pfizer  tras otra de AstraZeneca/Oxford, y espaciar varios meses las dos dosis de esta última, mejora sustancialmente la inmunidad”.