Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 21 de enero de 2022
  • Actualizado 02:10

Italia suma récord de 219.441 nuevos contagios y se acerca a los 7 millones

Los hospitales italianos se preparan para una nueva ola de contagios con COVID-19. EFE
Los hospitales italianos se preparan para una nueva ola de contagios con COVID-19. EFE
Italia suma récord de 219.441 nuevos contagios y se acerca a los 7 millones
Italia sumó hoy 219.441 nuevos contagios de coronavirus, el mayor dato de toda la pandemia y que dispara los casos totales a casi los siete millones desde febrero de 2020, mientras que los fallecidos han sido 198.

Con estas cifras, el número total de muertos con covid-19 asciende en Italia a 138.474 desde que comenzó la pandemia en el país.

Este jueves se han hecho 1,14 millones de pruebas de coronavirus, en línea con las efectuadas a diario la semana pasada, cuando los contagios se encontraban de media en los 140.000 al día. El número total de positivos actualmente es de 1,6 millones de personas, de los que 13.827 están ingresados en salas ordinarias y 1.467 en unidades de cuidados intensivos.

La Fundación GIMBE, sin ánimo de lucro, dijo este jueves que la variante ómicron y las reuniones navideñas están disparando los contagios en Italia, que se incrementaron un 153 % entre el 29 de diciembre y el 4 de enero respecto a los siete días previos, mientras que la cifra de muertos subió un 8,9 %.

Italia ha vacunado ya al 89,18 % de la población de más de doce años con al menos una dosis y el 86,13 % ha completado el ciclo, mientras que la dosis de refuerzo se ha inoculado al 69,50 % de la población que puede recibirla.

El 11,90 % de los niños de entre 5 y 11 años también tienen ya al menos una dosis, pero solo el 0,01 % de este colectivo cuenta con la pauta completa.

En la noche del miércoles, el Consejo de Ministros de Italia aprobó por decreto ley la vacunación obligatoria contra el coronavirus para mayores de 50 años, una medida que busca aliviar la presión hospitalaria y controlar los contagios para proteger a la población.

También extendió la obligación de vacunación al personal universitario, con independencia de su edad, equiparándolo así al personal escolar, y aprobó las directrices sobre cuarentenas en los colegios para garantizar las clases presenciales desde el 10 de enero con seguridad.