Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 20 de octubre de 2021
  • Actualizado 18:03

Brasil suma 361 nuevas muertes por covid y el total roza las 585.000

El promedio de muertes diarias se ubicó este martes en las 537, mientras que la media de casos diarios fue de 19.530, lo que supone los mejores resultados para ambas las cifras desde el pasado noviembre.

Varias personas asisten a un funeral en el cementerio Campo de Esperanza, en Brasilia (Brasil). EFE
Varias personas asisten a un funeral en el cementerio Campo de Esperanza, en Brasilia (Brasil). EFE
Brasil suma 361 nuevas muertes por covid y el total roza las 585.000

Brasil, uno de los países más golpeados por la pandemia del coronavirus, sumó este martes 361 nuevas muertes por el patógeno, con lo cual el total de fallecidos llegó a 584.171, según informaron fuentes oficiales.

En el mismo periodo, el gigante latinoamericano contabilizó 13.645 nuevos casos de la enfermedad, por lo que el acumulado de infectados asciende ahora a 20.913.578, de acuerdo con los datos divulgados por el Consejo Nacional de las Secretarías de Salud (Conass), que reúne las secretarías de los 27 estados del país.

El promedio de muertes diarias se ubicó este martes en las 537, mientras que la media de casos diarios fue de 19.530, lo que supone los mejores resultados para ambas las cifras desde el pasado noviembre.

Los datos confirman la clara desaceleración de la pandemia en Brasil, con una población de unos 213 millones de habitantes, aunque el país sudamericano permanece como una de las tres naciones más castigadas por el coronavirus en el mundo, al lado de Estados Unidos e India.

Los expertos y las autoridades atribuyen la ralentización de la crisis sanitaria al avance de la vacunación, iniciada hace ocho meses en todo el territorio brasileño.

Según los datos del Ministerio de Salud, alrededor del 65% de la población brasileña ya ha recibido la primera dosis de la vacuna anticovid, mientras que el 31.5% de los ciudadanos cuenta con la pauta completa.

Sin embargo, los especialistas han advertido en repetidas ocasiones de que el país aún podría ser golpeado por una nueva ola, debido a la propagación de nuevas variantes, como la delta, que podrían ser potencialmente más transmisibles que la cepa original.