Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 06 de julio de 2022
  • Actualizado 15:22

Bolsonaro dice que Brasil estudia rebajar la crisis de la COVID a endemia

Jair Bolsonaro. EFE
Jair Bolsonaro. EFE
Bolsonaro dice que Brasil estudia rebajar la crisis de la COVID a endemia
El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, señaló este jueves en sus redes sociales que su Gobierno analiza la posibilidad de comenzar a tratar la crisis de la COVID-19 como endemia, un día después de que el país llegase a las 650.000 muertes.

Según el mandatario, esa posibilidad ha comenzado a ser estudiada por el Ministerio de Salud, "en virtud de la mejora del escenario epidemiológico" registrada en el país en las últimas semanas.

La pandemia fue declarada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 11 de marzo de 2020 y, aunque muchos países sostienen que la crisis empieza a ser superada, esa entidad multilateral aún no ha alterado esa calificación.

De hecho, la OMS ya advertido que una declaración de endemia no significará el fin de la emergencia sanitaria global.

"La gente habla de pandemia versus endemia, pero la malaria es endémica, igual que el VIH, y matan cientos de miles de personas, así que endémico no es algo bueno, solo significa que está aquí para siempre", dijo el director de Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan, frente a quienes exigen alterar la calificación.

La situación en Brasil, uno de los países más afectados del mundo por la covid-19, junto con Estados Unidos y la India, ha mejorado en las últimas semanas, aunque los especialistas sostienen que todavía es necesario mantener cautela.

Este miércoles, Brasil alcanzó la suma de 650.000 muertes, con 370 nuevos decesos en 24 horas, y una media diaria durante la última semana de 512 fallecidos, sobre un total de 28,8 millones de casos, de los cuales 30.995 se registraron en esa misma jornada.

Esas cifras están lejos del récord que Brasil registró en abril del año pasado, cuando, en el pico de la segunda ola, se alcanzaba una media de 3.124 víctimas mortales por día.

En los dos años que han pasado desde que la pandemia llegó al país, Bolsonaro ha minimizado su gravedad y ha encabezado campañas contra todas las medidas de prevención, desde los confinamientos hasta el uso de mascarillas, además ha puesto en duda la eficacia de las vacunas anticovid.