Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 12 de diciembre de 2019
  • Actualizado 23:10

Evo habla un día de consulta, otro día sugiere un referéndum

Evo habla un día de consulta, otro día sugiere un referéndum
El presidente Evo Morales declaró el pasado 28 de mayo al diario español El País estar convencido que “en la consulta que haremos la gente dirá hagan el camino”; un día después sugiere un referéndum en los departamentos de Beni y Cochabamba para dirimir el lío por la carretera. Ante esta nueva postura del Jefe de Estado, el vicepresidente Álvaro García Linera explicó que se trata de una “opción de debate” planteada en el marco de los derechos democráticos.

La nueva posición del presidente Evo Morales contraviene los artículos 30, 352 y 403 de la Constitución Política del Estado, que señalan que cualquier intervención en territorios indígenas por parte del Estado, está sujeta a una consulta previa, libre e informada de carácter obligatorio y aplicable sólo a la población afectada y bajo sus usos y costumbres.

En el artículo 30, inciso 15 del Capítulo Cuarto sobre Derechos de las Naciones y Pueblos Indígenas Originario Campesinos dice que “…se respetará y garantizará el derecho a la consulta previa obligatoria, realizada por el Estado, de buena fe y concertada, respecto a la explotación de los recursos naturales no renovables en el territorio que habitan”.

El artículo 352 de la carta magna indica que “la explotación de recursos naturales en determinado territorio estará sujeta a un proceso de consulta a la población afectada, convocada por el Estado, que será libre, previa e informada”.

Igualmente el artículo 403, inciso I reconoce la integralidad del territorio indígena originario campesino, que “incluye el derecho a la tierra, al uso y aprovechamiento exclusivo de los recursos naturales renovables en las condiciones determinadas por la ley a la consulta previa e informada…”.

García Linera, en conferencia de prensa, justificó las declaraciones de Morales y sostuvo que se trata de “una propuesta como opción de debate”. “Ahí están las cartas, en todo caso el Presidente, tanto con la Ley 222 de consulta en el TIPNIS, como con la posibilidad de un referéndum, está hablando de derechos democráticos”, apuntó.

Ayer, Morales declaró que “quisiera que los dos departamentos beneficiarios hagan un referéndum sobre una consulta, así con voto, para ver cuánta gente quiere camino y cuánta gente no quiere camino”.

Ruptura del contrato con la OAS

El ministro de Obras Públicas, Servicios y Viviendas, Vladimir Sánchez, informó este miércoles que se inició el proceso de rescisión del contrato con la brasileña OAS, luego que la encargada de la construcción de la carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos hiciera efectivo el depósito de casi 30 millones de dólares en cuentas de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) como parte de la garantía ejecutada.

“OAS ha recibido una respuesta de ABC y ha depositado 29.9 millones de dólares en las cuentas de ABC, por lo tanto ya es un acto concreto y específico que se ha iniciado el proceso de rescisión del contrato”, explicó.

Con esta información, García Linera señaló que “ya no hay pretextos para oponerse a la consulta porque no existe contrato”.

En agosto de 2008, el gobierno boliviano firmó un contrato con la empresa brasileña OAS para la construcción de la carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos por medio del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS).

En octubre de 2011, con la llegada de la VIII marcha indígena a la Sede de Gobierno, se declaró intangible a la reserva natural (Ley 180), pero una nueva marcha, esta vez de colonizadores y cocaleros, promovieron la aprobación de una nueva ley (Ley 222) para realizar la consulta y decidir sobre la construcción de una carretera por el corazón del TIPNIS.