Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 09 de agosto de 2020
  • Actualizado 17:12

EL GOBERNADOR DE COCHABAMBA Y EL REPRESENTANTE DE OAS EN BOLIVIA CONFIRMARON QUE LAS OBRAS EN LOS TRAMOS I Y III DE LA CARRETERA VILLA TUNARI-SAN IGNACIO DE MOXOS FUERON PARALIZADAS

Confirman paralización de obras en carretera a San Ignacio de Moxos

Confirman paralización de obras en carretera a San Ignacio de Moxos

El gobernador Edmundo Novillo y el representante de OAS en Bolivia confirmaron que las obras en los tramos I y III de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos fueron paralizadas por retrasos en los desembolsos de recursos de la contraparte boliviana.

Sin precisar cifras ni montos dijo que por concepto de anticipo la Administración Boliviana de Caminos (ABC) debería unos 40 millones de dólares y el Banco Nacional de Desarrollo Económico (Bndes) de Brasil debería haber entregado unos 65 millones de dólares.

El pasado jueves, según una publicación del diario brasileño Valor, OAS había exigido 190 millones de dólares al Gobierno boliviano para continuar con las obras en la carretera, pero sólo se habrían definido 143 millones de dólares de desembolso.

Aunque tales informes fueron minimizados, los trabajadores de la empresa brasileña temen más despidos luego de que unos 80 obreros fueran retirados de la obra y la maquinaria replegada a un campamento del Chapare.

Según antecedentes que figuran en el contrato, la contraparte boliviana del financiamiento total de 415 millones de dólares para la obra es de 83 millones de dólares, de los cuales la ABC ya entregó 16 millones. El Bndes tendría que financiar 332 millones de dólares.

El representante de OAS en Bolivia confirmó que esa constructora tiene unos 1.000 trabajadores destinados a la construcción de los tramos I y III y debe mantener equipos, por lo que requiere con urgencia el dinero. La ABC, por su parte, anunció para este lunes una explicación sobre el tema.
DESPIDOS  Según el secretario general del Sindicato OAS, Teodoro Sejas, si hasta este martes no se realizan los desembolsos de la contraparte nacional para retomar las obras en los tramos I y III, se teme que aproximadamente 750 obreros sean "despedidos en masa" por la contratista.

Afirmó que toman sus recaudos para evitar una masacre blanca, a tiempo de exigir sus salarios postergados. Respecto del despido inicial de 80 trabajadores de campo, indicó que no tienen ninguna información oficial al respecto.

El pasado jueves dirigentes de los trabajadores en conferencia de prensa denunciaron los despidos y la posibilidad de una masacre blanca, medida que será resistida por lo que respaldan la construcción de la carretera que tiene efectos multiplicadores en la economía y el empleo.
VIGILIA Tras la masiva concentración de cocaleros y otros grupos afines al Gobierno, que determinaron no descansar hasta concretar la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, una vigilia permanente de instituciones demandará abrogar la Ley Corta 180 que prohíbe la edificación de un tramo caminero por el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS).