Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 23 de octubre de 2021
  • Actualizado 03:36

Mujeres de Achacachi entre plegarias y lágrimas piden la liberación de sus dirigentes

Mujeres de Achacachi entre plegarias y lágrimas piden la liberación de sus dirigentes

FOTO: ANF

Con sus hijos cargados en la espalda, vestidas de negro y usando zapatillas para aminorar el cansancio de los pies, así marcharon varias de las mujeres y madres de familia de Achacachi que este lunes protagonizaron una multitudinaria movilización desde la ciudad de El Alto hasta la plaza de San Pedro, donde instalaron una vigilia en demanda de la liberación de su dirigente vecinal, Snor Condori y los profesores, Gonzalo Layme y Pastor Salas.

A doña Graciela de 38 años, que cargaba a su pequeño hijo de dos años en su espalda no le importó soportar el "peso adicional" de su retoño ni el dolor de los pies que aumentaba cada kilómetro que recorría. Cada cierto tiempo a toda voz alentaba sus compañeras a seguir por "el hermano Snor".

"El gran día está llegando, todos nos levantaremos", expresaba la mujer, a tiempo de ondear su whipala y la flor de retama que llevaba en las manos. Al mismo tiempo acomodaba su aguayo donde "viajaba" su hijo.

Así como Graciela, otras mujeres agrupadas en la Asociación de Madres de Achacachi "Gregoria Apaza" también marcharon junto a sus hijos, que los llevaban en la espalda o de la mano, pero todas tenían un ideal común: la liberación de su principal dirigente vecinal Snor Condori que está recluido en el penal de San Pedro junto a los dos maestros.

Las mujeres coinciden que la detención de su líder es "político" e "injusto" por ser contestatario al MAS y muchas de ellas, al oír el nombre de su dirigente comienzan a desesperarse e incluso lloran y aseguran que Condori se ganó el "cariño de Achacachi" por su humildad y transparencia. 

"Él se ha ganado el respeto a través de su humildad, de su trabajo. Es un buen líder. Pedir rendición de cuentas al alcalde (Édgar Ramos) le ha costado su libertad, no ésta en la cárcel porque ha robado, está por defender a Achacachi", aseveró Magaly Huanca, una de las movilizadas.

Piden diálogo de "madre a madre" con Claudia Fernández

Huanca asegura que las movilizaciones de ese municipio continuarán "hasta las últimas consecuencias", sin embargo en el trayecto de su recorrido pidieron dialogar con la esposa del vicepresidente Álvaro García Linera, Claudia Fernández, para sostener un encuentro en Achacachi de "mujer a mujer" y de "madre a madre".

"Queremos reunirnos con ella (Fernández), de madre a madre, de hermana a hermana. Vamos a garantizar su llegada y salida de Achacachi. Sólo pedimos que nos escuche porque nosotras no estaríamos en las calles bloqueando ni marchando si Snor fuera un maleante. No lo defenderíamos si fuera un ladrón o violador, él está injustamente en la cárcel", manifestó.

Entretanto, la esposa de la segunda autoridad del país también manifestó su deseo de reunirse con el sector, sin embargo descartó que ese encuentro pueda derivar en una solución a sus demandas.

Apoyo

Mientras hacían su paso por la plaza Garita de Lima, Tumusla y Eguino, el grupo de gremialistas que aún mantiene sus medidas de presión aplaudió la marcha protagonizada por las mujeres de ese municipio.

Lo mismo sucedió en cercanías de la plaza del Estudiante donde personas no videntes que exigían seguro médico para sus familias al Ministerio de Salud también aplaudieron a los marchistas.

Ruegan a Dios por sus dirigentes

Luego de tomarse un breve descanso en la avenida Mariscal Santa Cruz, las movilizadas continuaron con su recorrido y en el paseo de El Prado las dirigentes instruyeron elevar una oración a Dios por la libertad de sus "hermanos presos".

Toda la columna que llegaba hasta la Pérez Velasco, teniendo en cuenta que la cabeza de la marcha se encontraba por el cine Monje Campero, se arrodilló y comenzó a elevar una plegaria, dando gritos y con lágrimas en los ojos. 

Los pequeños al oír los llantos de sus progenitoras también comenzaron llorar y los ruegos se elevaron a una sola voz que llamaba la atención de los transeúntes que ante esa escena desgarradora expresaron su apoyo y aplausos.

Gasificación en San Pedro

Una cuadra antes de llegar a la plaza San Pedro, las movilizadas fueron gasificadas por los efectivos policiales que trataron de impedir su paso hasta el recinto carcelario. Hubo amagues de enfrentamiento.

Sin embargo, minutos después el grupo de mujeres logró establecer la vigilia en la plaza como señal de protesta por la liberación de sus dirigentes.

Niegan respaldo de la embajada de EEUU

Entretanto, el presidente del Comité Cívico de Achacachi, Elsner Larrazábal, que acompañaba a las mujeres de la marcha, negó que la embajada de Estados Unidos (EEUU) apoye las movilizaciones de ese municipio, tal como afirmó el Gobierno y señaló que los ministros de Estado sólo están "ebrios del poder" al lanzar ese tipo de argumentación.

"No estamos financiados por ningún partido político. Los ministros están ebrios del poder al hacer semejante declaración. Qué nos comprueben si creen que es verdad", afirmó.

El dirigente señaló que la vigilia instalada en Vilaque, Achacachi, permanecerá hasta que el alcalde Édgar Ramos sea destituido de su cargo.