Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 29 de noviembre de 2021
  • Actualizado 22:54

Autopsia confirma que muerte fue por impacto de canica

Autopsia confirma que muerte fue por impacto de canica


El Ministerio Público informó ayer que el examen médico forense realizado al comunario Samuel Vallejos estableció que la causa de la muerte fue por el impacto de una canica en su pecho. El Fiscal de Distrito, Óscar Vera Espinoza, mencionó que de acuerdo al reporte del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), el fallecimiento fue debido a la fuerza con la que fue lanzada la canica.

El impacto causó la hemorragia del hombre de 27 años. El reporte señala textualmente: “La causa de la muerte es shock hipovolémico con laceración pulmonar traqueal, traumatismo torácico penetrante por proyectil atípico (…). Se ha extraído una canica que sería la que le habría provocado la muerte”.

Vallejos murió la noche del martes. Los comunarios aseguraron que fue por el impacto de una bala y acusaron a la Policía de haber disparado al hombre. La fiscal asignada al caso y personal del IDIF se hicieron presentes el miércoles en Colomi, para realizar la autopsia. La población aguardó con silbidos y gritos, y rechazó el informe preliminar que descartaba el balazo.

 El ángulo y la dirección de donde provino el proyectil atípico es parte del proceso investigativo que permitirá establecer la verdad histórica y material de los hechos. Vera dijo que puede tratarse de un arma artesanal y no de una reglamentaria y tampoco precisó el tamaño de la cachina.

Aseguró que el Ministerio Público realiza la investigación en el marco de la transparencia y objetividad, lo que permitirá establecer las circunstancias en las cuales perdió la vida Vallejos.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero y el comandante de la Policía, general Abel de la Barra, informaron el miércoles que la herida que provocó la muerte de Samuel Vallejos Vargas no fue por el impacto de un proyectil de arma de fuego, sino por una cachina. Ambos insistieron en que los efectivos policiales no usan armas de fuego y tampoco lo harán.

El representante del Defensor del Pueblo de Cochabamba, Nelson Cox, informó el miércoles que la herida que provocó la muerte de Samuel Vallejos Vargas no fue por el impacto de un proyectil de arma de fuego.

Romero lamentó ayer que los cocaleros de Tiraque, Pocona, Pojo y Colomi persistan con el bloqueo de caminos y desinformen a la población sobre el deceso de un joven mecánico de 27 años, que según el informe médico no murió por impacto de arma de fuego.

"Siguen con el ataúd en el camino, desinformando, perjudicando a la gente en un clima muy frígido de esta época. Hay varios niños varados en el camino con sus padres, es una irracionalidad lo que quieren imponer algunos dirigentes", subrayó.

"Hay gente que está impulsando otra vez nuevos cultivos en otras zonas, ojalá que ellos puedan comprender que aquí está en juego el compromiso internacional que ha asumido Bolivia", explicó Romero.



VELORIO Ayer, continuaba el velorio de Samuel Vallejos, el mecánino que dejó en la orfandad a un niño de dos años y medio. Si bien su familia amenazó con no enterrar el cuerpo hasta que las demandas del sector sean atendidas, determinaron enterrar hoy al joven. La ceremonia será a las 15.00 horas.

La familia desconfía del informe de la Fiscalía y califica de sesgado el reporte oficial del IDIF.