Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 18 de septiembre de 2020
  • Actualizado 22:48

ÁREA PROTEGIDA

La zonificación de 2018 en el Tunari amplía urbanizaciones

La modificación de la Guía Técnica de Gestión Ambiental crea ambigüedad en torno a los espacios y usos en torno al Parque Nacional.
Una de las construcciones en el Parque Nacional Tunari. DICO SOLÍS
Una de las construcciones en el Parque Nacional Tunari. DICO SOLÍS
La zonificación de 2018 en el Tunari amplía urbanizaciones

La zonificación detallada en la Guía Técnica de Gestión Ambiental de 2018 para el Parque Nacional Tunari (PNT) amplía urbanizaciones dentro del área protegida, lo que va en contra de la normativa que la protege.

Una Guía Técnica anterior se concertó en 2016. Fue modificada en 2018, durante la gestión del exdirector del PNT Héctor Bejarano, a quien en la actualidad se le implica con personas que se buscan legalizar asentamientos irregulares dentro el Tunari.

Entre otros temas, en el documento de 2016 se identifican a 68 de 73 procesos de urbanización sobre la cota 2750 (límite del Parque) en cuatro municipios: Cercado, Sacaba, Tiquipaya y Quillacollo. con la modificación en 2018 se incluyó de manera irregular asentamientos en jurisdicción de Vinto, lo que implica un riesgo de ampliación irregular de nuevas urbanizaciones dentro del Parque, lo que va contra la norma.

De acuerdo con un análisis de especialistas en el tema, en el caso de la zonificación, la Guía de 2016 contemplaba seis zonas en la ladera sur del Parque: la Zona 2 de franjas de seguridad y servidumbres ecológicas (lechos y orillas de ríos, quebradas y espacios que requieren conservación), la Zona 3 vertiente sur de manejo integral de agua, producción y biodiversidad (zonas de aprovechamiento de recursos naturales, que básicamente comprende  los espacios productivos de más de 80 comunidades campesinas), la Zona 8 de abanicos aluviales (abarca desde la cota 2750 hasta el pie de monte).

Además están la Zona 9 de obras (donde hay construcciones e infraestructuras públicas y privadas como carreteras, represas, tuberías y canales, antenas, líneas de conducción eléctrica), la Zona 10 de colindancia ecológica urbana (con asentamientos humanos sobre la cota) y la Zona 11 de gestión de turismo.

Sin embargo, en la Guía Técnica 2018 une a todas estas zonas en la que denominan Franja Ecológica del Parque Nacional Tunari y subdivide en tres zonas. La Zona 1 de protección estricta, que coincide con la Zona 2 de franjas de seguridad de 2016. Pero, en esta zona “se comete el error de ampliar algunas urbanizaciones del municipio de Sacaba”, aunque en realidad no se encuentran completamente sobrepuestas con franjas de seguridad o servidumbres.

La Zona 2 de aprovechamiento de recursos naturales equivale a la Zona 8 de abanicos aluviales.

La Zona 3 de uso especia sobre la cota 2750 equivale a la zona 10 de colindancia ecológica urbana. Pero, ya que aparecen nuevos espacios urbanos, y al no existir lista y caracterización de cada una de ellas, “esta zona termina siendo ambigua y sujeta a diferentes interpretaciones”.

Por otro lado, desaparecen las otras zonas y se crea ambigüedad al referirse como zona de uso especial a las urbanizaciones, sin explicar que existe otra zona de uso especial de obras.

Vigencia

La Guía Técnica de Gestión Ambiental del Parque Nacional Tunari de 2018 tiene vigencia de dos años para su aplicación a partir de la fecha de promulgación; por tanto, probablemente, en términos legales, ya esté próximo a  fenecer su vigencia como tal.

Anulación

El Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap) prevé la anulación de la Guía de 2018, que tiene modificaciones irregulares; el objetivo de la abrogación es evitar que haya más asentamientos ilegales.

El director ejecutivo del Sernap, Maikol Melgar, aclaró que la Guía Técnica de 2018 “no ha sido aprobada todavía” y enfatizó que avanzan reuniones con municipios involucrados con el tema y que analizan la elaboración de una ley que proteja al Parque.

Contra avasallamiento

La ministra de Medio Ambiente y Agua, María Elva Pinckert, manifestó que la política de Estado es “no dar ninguna autorización para los asentamientos ilegales y aquellas otras áreas donde ha habido asentamientos y no han cumplido todas las normas, se los está desalojando”.

Enfatizó que habrá “mano dura cuando se trate de acciones ilícitas en nuestros territorios”.

Procesos

El Director Ejecutivo del Sernap manifestó que se realizan acciones en contra de las personas o exfuncionarios de áreas protegidas que causaron daños.

El exdirector del Parque Nacional Tunari Héctor Bejarano podría ser procesado, ya que existen indicios de irregularidades en su contra.

Ya existen denuncias por casos en el Parque Nacional Amboró.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad