Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 30 de julio de 2021
  • Actualizado 11:26

Yuquis reciben vacuna; diputada demanda más apoyo para indígenas

Toribia Lero cuestiona que no se conozcan las cifras oficiales de la pandemia en los pueblos. Acotó la necesidad de mayor información para evitar temor.

Indígenas yuqui en su comunidad asentada en el Trópico de Cochabamba. ARCHIVO
Indígenas yuqui en su comunidad asentada en el Trópico de Cochabamba. ARCHIVO
Yuquis reciben vacuna; diputada demanda más apoyo para indígenas

Los indígenas yuquis, quienes habitan en el Trópico de Cochabamba, recibieron vacunas anticovid y tuvieron ayuda de una Organización No Gubernamental (ONG) para medicamentos. Sin embargo, existen otros pueblos indígenas que no habrían recibido la atención necesaria ante la pandemia del coronavirus, COVID-19.

La presidenta de la Comisión de Naciones y Pueblos Indígena Originario Campesino, Culturas e Interculturalidad de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), Toribia Lero, cuestionó que además de la falta de atención, ni siquiera se conozca en detalle el comportamiento del coronavirus en los pueblos indígenas; y que, pese a haber solicitudes desde hace meses, el Ministerio de Salud no da esa información.

En el departamento de Cochabamba habitan los indígenas yuquis, yuracarés y los del pueblo quechua de Raqaypampa.

Sobre los yuquis, que son una población catalogada como de alta vulnerabilidad y en peligro extinción, la diputada informó que la gente de esta comunidad se contagió del virus. “Más bien, no ha sido grave”.

La autoridad remarcó que los yuquis son una población en la que sus habitantes presentan enfermedades como la tuberculosis.

La asambleísta departamental yuqui, Ruth Isategua, informó que afortunadamente las vacunas llegaron a su población, tomando en cuenta la edad. Acotó que este reciente 15 de junio se aplicaron las vacunas a quienes faltaba, “unas 15 o 20 personas”.

Isategua informó que una ONG les apoyó con medicamentos a quienes se enfermaron con coronavirus. Ella fue una de las víctimas del virus, en 202, pero se recuperó.

No hubo ningún caso de muerte por COVID-19 entre los yuquis.

La diputada Lero lamentó que no se conozca un registro en el que se identifique la afección del coronavirus en los indígenas. “Desde el Ministerio de Salud a nivel nacional y los servicios departamentales de salud (SEDES) en los departamentos realizan informes, pero no mencionan a un solo pueblo indígena”.

Recordó que, desde enero, su comisión hace solicitudes de informes escritos al Ministerio para conocer estos pormenores; pero, expresó que no reciben respuesta.

“Son seis meses que estamos viendo que no les interesa. Los diputados de la Comisión nuevamente hemos enviado una petición de informe oral, esperemos que el Ministro venga a informar. Esa información es para que el pueblo boliviano, las naciones indígena originarias sepan de que en Bolivia hay atención. Pero, desde donde vemos no hay”, dijo.

Lero acotó que también hay falta de información y socialización respecto a las vacunas, para que los indígenas puedan acceder.

La autoridad cuestionó que la falta de mensajes adecuados haya generado incluso temor o una especie de sabotaje para que la gente tema y no acuda a vacunarse.

“Las personas indígenas se sienten temerosas, más aún cuando no hay información. Hemos sabido de los hermanos mismos que no quieren ir a hacerse vacunar, porque hay estas cosas (…); y no puedo echarle la culpa al Gobierno. Pero, el Gobierno tiene que saber capacitar, informar a las personas, tener presupuesto para fortalecer a los médicos tradicionales, a los médicos SAFCI (Salud Familiar Comunitaria Intercultural)”, sostuvo.

Añadió que hay enfermos que se trataron con plantas medicinales, y que eso no está mal. Sin embargo, hizo referencia a los casos más graves que requieren medicamentos, y los mismos tienen “costos altos”. “Pero, además, hay que saber adminístralo, y faltan los recursos”.