Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 15 de abril de 2021
  • Actualizado 04:22

Mamani renuncia a la dirección del SEDES tras 10 meses y deja el cargo a Freddy Medrano

Asumió en mayo de 2020 para enfrentar la pandemia del coronavirus en Cochabamba.
 
El jefe de Vigilancia Epidemiológica del Servicio Departamental de Salud (SEDES) de Cochabamba, Yercin Mamani. OPINIÓN
El director del Servicio Departamental de Salud (SEDES) de Cochabamba, Yercin Mamani. OPINIÓN
Mamani renuncia a la dirección del SEDES tras 10 meses y deja el cargo a Freddy Medrano

Yercin Mamani renunció al cargo de director del Servicio Departamental de Salud (SEDES) de Cochabamba este lunes de manera irrevocable, debido a obligaciones académicas para culminar una beca en estudios relacionados con el ámbito de la salud pública.

El anuncio fue compartido al final de la tarde de esta jornada por la gobernadora Esther Soria, quien también anunció que Freddy Medrano será posesionado como la máxima autoridad en salud del departamento este martes.

Mamani aclaró que no se ausentará de la institución del todo, sino que se ocupará del área epidemiológica y desempeñará funciones operativas en la lucha contra la pandemia a partir de mañana.

Detalló que la beca con la que fue beneficiado comprende dos fases, la primera fue cumplida con los estudios que realizó en Suecia hasta el 2019. La segunda fase de estos estudios piden que el médico aplique todo lo aprendido relacionando sus labores con la Universidad Mayor de San Simón (UMSS).

"No estamos alejándonos completamente, vamos a apoyar desde epidemiología. Simplemente estamos cambiando lo que son los roles y mi persona en la parte operativa era lo que la lucha contra la pandemia", señaló.

YERCIN MAMANI
Es médico epidemiólogo con un doctorado y siete diplomados. Su vida está marcada por el ejemplo de sus padres y, hasta la fecha, se mantuvo al frente del SEDES para liderar la lucha contra la COVID-19.

Mamani tienen sus raices en Villa Hermosa, pueblito cerca de Kami en Ayopaya. Sus padres Rosendo Mamani y Victoria Ortiz trabajaban en una mina.