Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 07 de mayo de 2021
  • Actualizado 15:55

Yassir sigue pauta de Áñez con carta desde la cárcel, pide "unión" y no descarta ser político

El líder de la RJC, bajo detención preventiva en San Roque, empuñó un bolígrafo y escribió una misiva abierta al público. Allí afirma que no tiene miedo, le pide perdón a su mamá y aclara que su agrupación no es una pandilla. "Si es que me preparo y me lo piden, me postularé", dijo, sobre ser candidato. 
Defensoría del Pueblo pide investigación objetiva en el caso de Yassir Molina y que ésta se amplíe a otros actores. Foto: Defensoría
Defensoría del Pueblo pide investigación objetiva en el caso de Yassir Molina y que ésta se amplíe a otros actores. Foto: Defensoría
Yassir sigue pauta de Áñez con carta desde la cárcel, pide "unión" y no descarta ser político

Del mismo modo en que lo hizo la expresidenta Jeanine Áñez desde el penal de Miraflores, el líder de la Resistencia Juvenil Cochala (RJC) tomó un lapicero, una hoja en blanco y redactó una carta abierta a la sociedad en la que compartió sus experiencias y pensamientos desde la cárcel de San Roque, en Sucre. Allí cumple su detención preventiva de cinco meses, en la investigación que se le abrió por haber, presuntamente, causado destrozos en la Fiscalía General del Estado y en instalaciones con valor histórico. Entonces, Molina y personas afines a su agrupación protestaron en la capital, exigiendo la renuncia de Juan Lanchipa.

Recluido en San Roque, Yassir escribió una misiva en la que asegura que la Justicia se encuentra "instrumentalizada" y aclara que su grupo no está integrado por pandilleros, sino por personas que gustan de la democracia. También deja en claro que no descarta ser político a largo plazo, si se alista y la población se lo demanda.

"Creo en la justicia divina. Tristemente, por actuaciones de algunos jueces, dudo de la boliviana. Vine por mis propios medios a Sucre y me sometí al debido proceso. No me escapé, no lo haré porque no cometí ningún delito más que el reclamar lo que creí justo en base al derecho a la protesta. No tengo miedo, sí indignación y molestia", apareció publicado en la carta. "No incurrí en la política porque soy demasiado inmaduro como persona y profesional. No me sentía preparado, ni me siento, pero estudiaré, me prepararé. Puede ser que en un futuro, si es que me preparo y me lo piden, me postule. Mientras, continuaré nutriéndome de conocimientos".

Le pidió perdón a su madre, ni bien comenzado el escrito y también llamó a quienes lo siguen a "unirse". "No se olviden de todos aquellos que elevamos la voz por un movimiento ciudadano del cual formamos parte, todos aquellos que repudiamos la opresión. Necesitamos unificarnos todos, como siempre lo hicimos porque somos bolivianos y todos somos Resistencia".