Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 25 de septiembre de 2022
  • Actualizado 21:36

La Virgen recibió a fieles de 6 países; hubo "paquete" desde Argentina y hay buenas proyecciones

Desde el norte argentino, como Salta y Jujuy, las operadoras de turismo ofertaron los paquetes religiosos con destino a la festividad de Urcupiña a pesar de la pandemia y la crisis económica que azota al país vecino.

La Virgen de Urcupiña fue visitada por miles de feligreses del mundo. DICO SOLÍS
La Virgen de Urcupiña fue visitada por miles de feligreses del mundo. NOÉ PORTUGAL
La Virgen recibió a fieles de 6 países; hubo "paquete" desde Argentina y hay buenas proyecciones

Turistas del norte argentino, sobre todo de las provincias de Jujuy y Salta, además de los de la ciudad de Rosario y los devotos procedentes de Brasil, Perú, Chile, Estados Unidos y Paraguay, son los visitantes que este año arribaron hasta el municipio de Quillacollo para participar de los actos programados por la festividad de Urcupiña, informó la jefa de Culturas y Turismo de la Gobernación de Cochabamba, Luz Ordoñez.

Ordoñez explicó que los devotos de estos países llegan con mayor afluencia por su proximidad territorial. Sin embargo, llama la atención el vecino país de Argentina, lugar que viene ofertando a la festividad de Urcupiña como un destino turístico potencial con gran demanda en el norte argentino.

Los paquetes turísticos para ser parte de la celebración no pararon ni en la pandemia. Las ofertas desde Salta, en el norte de la nación limítrofe, se cotizan desde 7.900 pesos argentinos equivalentes a 405 bolivianos. Estos incluyen, transporte en bus, hotel cuatro estrellas y la peregrinación al Calvario.

BUENAS EXPECTATIVAS

Ordoñez indicó que en base a los datos emitidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y Migración, en 2019 se reportó la visita de 19 mil turistas extranjeros y 49 mil nacionales en ocasión de esta festividad religiosa.

Respecto al movimiento económico que genera la festividad religiosa, comentó que las cifras oscilan entre 2 y 3 millones de dólares.

A pesar de que todavía no se cuenta con cifras oficiales, la responsable de Turismo de la Gobernación de Cochabamba aseguró se vio una afluencia masiva de turistas, razón por la cual se estima que el comportamiento ha sido “un poco parecido” al de 2019, pero con una recaudación inferior.

Una de las razones para explicar estas proyecciones, por debajo de las esperadas, radica en que todavía se atraviesa la pandemia. Muchos de los feligreses dejaron de asistir por miedo al contagio.

"VIRGEN PRESTAMISTA"

Ordóñez explicó que, si todo se regulariza, las proyecciones para las siguientes versiones de la festividad mariana serán positivas.

Ello, debido a que la virgen de Urcupiña, también conocida como la virgen “prestamista” convoca a muchos feligreses, quienes arriban cada año hasta Quillacollo para materializar mejores condiciones de vida a través de peticiones religiosas. Por ello se estima que después de la pandemia “incrementará la afluencia de turistas”.