Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 21 de abril de 2024
  • Actualizado 00:45

SEGUNDA TRAGEDIA EN MENOS DE UN MES EN COCHABAMBA

Velan a los hermanitos Jhon y Mari Liz, víctimas de la crecida del río

Los niños, de 12 y 6 años, perdieron la vida el viernes por la tarde al ser arrastrados por el río Arrumani, al sur de la ciudad. Su familia pide ayuda. 
Los cuerpos de los hermanitos, víctimas de la crecida del río, llegan a la OTB 18 de Diciembre. / DICO SOLÍS
Los cuerpos de los hermanitos, víctimas de la crecida del río, llegan a la OTB 18 de Diciembre. / DICO SOLÍS
Velan a los hermanitos Jhon y Mari Liz, víctimas de la crecida del río

Jhon Cliver y Mari Liz Bautista Masías, de 12 y 6 años, respectivamente, perdieron la vida el viernes por la tarde al ser arrastrados por el río Arrumani, al sur de la ciudad de Cochabamba.

El velorio de los niños se instaló ayer en la sede de la Organización Territorial de Base (OTB) 18 de Diciembre después de que los cuerpos fueran entregados por el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) tras la realización de las autopsias. Los padres, familiares y vecinos se despiden de los hermanitos en medio del dolor y el llanto, y hoy serán acompañados a su última morada.

Familiares y vecinos se despiden de los niños. / DICO SOLÍS
Familiares y vecinos se despiden de los niños. / DICO SOLÍS

TRAGEDIA La desgracia ocurrió después de que Jhon Cliver y Mari Liz llegaron a su casa del colegio y salieron a jugar. Nadie creyó que una fuerte lluvia provocaría la repentina crecida del río, arrastrándolos.

Unos niños que pretendían sacar un juguete que estaba en el río se percataron del cuerpo de la niña cerca de las compuertas. De inmediato, alertaron a su padre y este buscó ayuda en el módulo policial más cercano, pero no encontró a ningún funcionario. Llamaron a la Policía y luego un equipo de Bomberos y de Homicidios se hizo presente en el lugar. El niño fue encontrado kilómetros más abajo, en la zona de La Tamborada.

LA LLAMADA El padre de las víctimas recibió la trágica noticia a través de una llamada telefónica de su compadre, mientras se encontraba en el trabajo. Al llegar a su hogar, encontró que no había nadie y luego salió hacia el río, donde estaban realizando el levantamiento legal del cuerpo de su hija y después de su hijo.

Los padres, sumidos en dolor, contaron que son una familia de escasos recursos económicos. No contaban con dinero para el sepelio y otros gastos derivados de la tragedia, por lo que pidieron la solidaridad de la población. Quienes deseen apoyarlos pueden comunicarse al celular 71748451. “Tengo deudas en el banco. Todo lo que trabajo es para pagar eso. Mis dos hijos han sido arrastrados por el río, los he perdido. Pido ayuda”.

Ayer por la tarde, los vecinos esperaron la llegada de los niños en la sede del barrio. Con velas y flores, velan y lloran a los hermanitos.

SEIS VIDAS MENOS EN 25 DÍAS  La muerte de Jhon Cliver y Mari Liz es la segunda tragedia a causa de la crecida de ríos en Cochabamba en menos de un mes. Su familia estaba compuesta por seis integrantes, sus padres, dos hermanos mayores y ellos.

Hace 25 días, el 29 de enero, Marco Antonio Morales y Ruminia Apaza, junto a sus dos hijas de 12 y 8 años, fallecieron al ser sorprendidos por un turbión, mientras lavaban ropa y frazadas en el río Ch'akimayu, en la zona de Sivingani.