Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 02 de julio de 2020
  • Actualizado 15:23

SE TRATA DE UN TRABAJO "CONJUNTO ENTRE MÉDICOS Y NATURISTAS"

Veizaga: "Rastrillaje en Villa Tunari llegó a 3.000 familias"

La consigna es evitar una propagación mayor del coronavirus COVID-19. Las labores reciben el apoyo del Sedes. Aún aguardan resultados de pruebas de laboratorio.
David Veizaga, ejecutivo de la federación Yungas de Villa Tunari. Foto: OPINIÓN
David Veizaga, ejecutivo de la federación Yungas de Villa Tunari. Foto: OPINIÓN
Veizaga: "Rastrillaje en Villa Tunari llegó a 3.000 familias"

David Veizaga, ejecutivo de la federación Yungas de Villa Tunari, informó hoy martes que se vienen realizando operativos de rastrillaje en el Trópico, que alcanzaron a 3.000 familias en Villa Tunari. Dicha actividad se desarrolla en coordinación con el personal de salud de cada municipio y el Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Cochabamba y en medio del luto por el fallecimiento de Silvia Lazarte, que fue ejecutiva de la federación Trópico.

"Hemos conformado brigadas que van casa por casa y están conformadas por médicos, naturistas y un dirigente de cada distrito para llevar adelante los operativos de control. Recorremos cada municipio. Tenemos el apoyo del Sedes para llevar adelante esta importante actividad", dijo.

Veizaga indicó que también trabajan en campañas de concientización para que la gente se cuide del coronavirus COVID-19. "Tenemos 56 casos confirmados en Villa Tunari. Cada día realizamos este trabajo para evitar que el número suba. El Centro de Alto Rendimiento (CAR) sirve como centro de aislamiento y también la gente recibe atención en los centros de salud. La idea es prevenir. En la federación Yungas tenemos únicamente nueve positivos del virus". 

En todo el Trópico el rastrillaje llegó a 5.000 familias aproximadamente. El espectro poblacional de algunos municipios de esta región es de aproximadamente 600.000 habitantes. "Estamos en una labor ardua para contener la pandemia".