Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 29 de enero de 2022
  • Actualizado 01:41

Los vecinos temen desastres; piden atención de torrenteras de zona norte

La torrentera Pintumayu, este martes. NOÉ PORTUGAL
La torrentera Pintumayu, este martes. NOÉ PORTUGAL
Los vecinos temen desastres; piden atención de torrenteras de zona norte

Los vecinos de la zona norte de la ciudad de Cochabamba temen ser víctimas de desastres si es que no se atienden torrenteras como Pintumayu, Taquiña y Logustani.

Los dirigentes de los distritos 2 y 13, junto a representantes del Control Social del municipio, realizaron inspecciones y aseguraron que existen riesgos en la parte alta.

Pidieron la intervención de la Alcaldía de Cochabamba y de la Gobernación del departamento. Desde la Municipalidad manifestaron que hubo descuido de las anteriores gestiones.

El representante del Control Social, Roberto Mamani, informó que hicieron un recorrido reciente en las torrenteras.

“Vemos con preocupación que los gaviones, todos los diques o protecciones que había están totalmente destrozados”, describió.

Cuestionó que desde años anteriores no se hayan hecho los trabajos que amerita en las torrenteras.

Ante esta situación, los dirigentes enviaron notas a la Alcaldía de Cochabamba y a la Gobernación del departamento. Aseguran que solo la prevención evitará desastres como los ocurridos en Tiquipaya en anteriores años, cuando la mazamorra desbordó de la cuenca Taquiña, dejando casas destruidas y personas sin vida.

“Queremos que las autoridades, muy al margen del color político trabajen por Cochabamba. Realmente, la población, los vecinos que viven en el sector están muy preocupados. Nosotros, transmitiendo la voz de ellos, pedimos a todas las autoridades de los diferentes niveles que trabajen por Cochabamba y que, por favor, atiendan en este sentido antes de que haya un desastre, un desborde de las torrenteras”, sostuvo.

Por su lado, el presidente del Distrito 2, David Mejía, pidió que se despliegue maquinaria de inmediato y que se construyan defensivos, además de colmatadores.

“Los colmatadores están totalmente llenos (…). Si va a haber una lluvia fuerte, vamos a tener problemas en la ciudad”, expresó Mejía.

El dirigente vecinal también reflexionó sobre el comportamiento de los habitantes de los barrios cercanos a las torrenteras y reconoció que hay personas que echan todo ahí, escombros, material, colchones, roperos.

“Cuando vamos por ahí, encontramos de todo. Entonces, también los vecinos son responsables de esta desgracia que nos pueda ocurrir”, dijo.

Añadió que socializan el tema para concientizar a los vecinos.

Aunque en años recientes no hubo emergencias de magnitud a raíz del desborde de torrenteras como Pintu Mayu y Logustani, existe alerta permanente cuando hay lluvias intensas.

Desde la municipalidad, se informó que se hizo trabajo preventivo.

A mediados de noviembre, la Unidad de Gestión de Riesgos (UGR) de la Alcaldía informó que en el municipio se avanzó un 95% en su agenda de limpieza de torrenteras con el objetivo de evitar situaciones de emergencia en época de lluvia.

La UGR informó que se cumple un cronograma anual. Intervienen en las labores decenas de trabajadores y despliegan excavadoras y camiones.

En el municipio hay 56 torrenteras, 12 canales y 2 ríos: Rocha y Tamborada.

El concejal Diego Murillo expresó que “las malas gestiones” anteriores no hicieron el mantenimiento adecuado, y aseguró que las autoridades actuales ya actúan en beneficio de la ciudad.

“Ni bien el Ejecutivo ha entrado, se ha empezado a revisar bastantes canales, inclusive a muchos canales se les aumentado el pretil, para que no ocasionen un desborde rápido (…). Yo creo que se tiene que hacer más que un mantenimiento correctivo, mantenimiento preventivo en todo el manejo de las torrenteras”.

La Contraloría General del estado (CGE) emitió un informe referido a la atención de cuencas en los municipios de Cochabamba y Tiquipaya. Las autoridades de la Gobernación también responsabilidad en torno al tema.