Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 13 de abril de 2021
  • Actualizado 03:51

Vecinos y escritores de Quillacollo exigen protección ante acoso criminal

Un grupo de antisociales estaría amedrentando a miembros de la UPEQ con el propósito de dejar sin efecto la denuncia impuesta contra uno de los presuntos autores del robo de dinero $us 10.000 y joyas valuadas en $us 4.000 del domicilio particular de la secretaria de hacienda de dicha institución.
El presidente de la OTB de la calle pacheco, Orlando Medina junto al el abogado de las víctimas, Iván Ramírez durante la conferencia de prensa.
El presidente de la OTB de la calle pacheco, Orlando Medina junto al el abogado de las víctimas, Iván Ramírez durante la conferencia de prensa.
Vecinos y escritores de Quillacollo exigen protección ante acoso criminal

La Unión de Poetas y Escritores de Quillacollo (UPEQ) junto a la Organización Territorial de Base (OTB) de la Calle Pacheco, en el municipio de Quillacollo, demandaron intensificar la vigilancia policial en dicha calle, debido a que un grupo de antisociales estaría amedrentando a miembros de la UPEQ con el propósito de dejar sin efecto la denuncia impuesta contra uno de los presuntos autores del robo de dinero $us 10.000 y joyas valuadas en $us 4.000 del domicilio particular de la secretaria de hacienda de dicha institución.

Según el abogado de las víctimas, Iván Ramírez, el pasado 4 de febrero, personal de inteligencia logró arrestar a un súbdito peruano que tras ser plenamente reconocido y cautelado fue depositado con detención preventiva en la cárcel de San Pablo del municipio de Quillacollo; desde entonces las victimas están siendo amedrentados por familiares y amistades del detenido, “ponemos en conocimiento de las autoridades y de la población en general que el asedio va en contra de adultos mayores a quienes persiguen a donde van, realizan vigilias constantes alrededor de su vivienda. Están organizados porque el asedio es constante, ellos cuentan con vehículos propios y solo abandonan el lugar cuando llegan efectivos policiales tras hacer las llamadas correspondientes”, relató.

Ramírez, señaló que el acusado es reincidente y cuenta con antecedentes como hurto, robo agravado, conducción peligrosa, circulación de billetes falsos, “es por eso que la UPEQ está muy alarmada y temerosa, pedimos a la población quillacolleña el respaldo y apoyo a sus escritores porque más allá de la pérdida de los fondos necesarios para la edición de libros, concursos intercolegiales y actividades culturales para la gestión 2020, los delincuentes están ejerciendo presión psicológica contra personas adultas mayores, por lo que solicitamos se otorguen las garantías pertinentes para seguir el caso”, apuntó.

Por su parte, Juan Clavijo, integrante de la UPEQ, señaló que los fondos sustraídos a su institución provienen del aporte voluntario de sus integrantes, de su participación en ferias y festivales culturales, tras 20 años de haber representado al municipio en el ámbito cultural. “este esfuerzo ha sido robado junto a los recursos de nuestra secretaria de hacienda. Incluso ellos, siendo apresados tienen el descaro de observarnos y perseguirnos, como si en Quillacollo no hubiera autoridad que proteja a quienes producimos cultura”, dijo.

Al respecto, el presidente de la OTB de la calle pacheco, Orlando Medina, denunció que dicha calle viene sufriendo el asedio de antisociales y hechos delictivos por falta de cámaras de vigilancia de sistema de ojo vivo y un escaso patrullaje policial en la zona, “estamos preocupados por la presencia de delincuentes avezados y peligrosos que llegan a la amenaza abierta contra gente trabajadora y honesta que cultiva la poesía. Las autoridades que han dado con el delincuente tienen que ser implacables, para frenar todo este tipo de amenazas y amedrentamientos y además reparar el daño que se ha ocasionado a la sociedad y a los vecinos. Exigimos a las autoridades pongan en funcionamiento las cámaras de ojo vivo que no funcionan. En esta misma calle hemos tenido la pérdida de una vecina tras ser atropellada por un micro y parece que no tuviéramos justicia, porque el autor de ese hecho sigue libre. Hay inseguridad y temor en el barrio, por la presencia de una banda delincuencial que está operando en la zona”, concluyó.