Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 26 de enero de 2023
  • Actualizado 18:49

Vargas, el intendente que quiere cambio de chip y eliminar extorsión

Apunta a auditorías y se acerca a comerciantes. Comenzó su trabajo con reuniones con vendedores del mercado Santa Bárbara, del sur de la ciudad.
El ahora exintendente municipal de Cochabamba, Fernando Vargas Hinojosa. NOÉ PORTUGAL
El intendente municipal de Cochabamba, Fernando Vargas Hinojosa, este lunes en la Plaza 14 de Septiembre. NOÉ PORTUGAL
Vargas, el intendente que quiere cambio de chip y eliminar extorsión

Se muestra sonriente y se expresa con amabilidad; pero, deja en claro que habrá principio de autoridad en la Intendencia Municipal, sin dejar de lado el respeto y la consideración con los comerciantes.

Fernando Tito Vargas Hinojosa, de 47 años, es el intendente municipal designado por el alcalde Manfred Reyes Villa. Expresó que quiere “un cambio de chip” en la Intendencia, para eliminar la corrupción y la extorsión que mancha a la institución pública.

El viernes se reunió con los tres sindicatos del mercado Santa Bárbara y este martes acudió a la Secretaría de Gobernabilidad de la Alcaldía para coordinar acciones en torno al comerciantado de la ciudad.

Vargas estudió en la Facultad de Arquitectura de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS). Fue dirigente vecinal, de padres de familia y representante de Control Social en la ciudad. Es propietario de una empresa de insumos de repostería y de clases de gastronomía. Para las elecciones subnacionales recientes, fue candidato a la Alcaldía por el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), pero declinó y se unió a Reyes Villa, “sin ningún tipo de condiciones”. Recordó que antes también fue invitado para candidato a diputado.

Asegura que cumple con el perfil requerido, de acuerdo con el manual de funciones, para el cargo.

P. ¿Cómo llegó al cargo?

R. Jamás había pensado que el señor Alcalde iba a pensar en mí para ocupar un cargo de esta magnitud. Ha sido sorpresivo, y lo asumimos con la responsabilidad que merece. Estoy trabajando de manera constante en lo que se tiene que hacer en la intendencia de Cochabamba.

P. Desde que Manfred Reyes Villa asumió como alcalde, anunció que ordenará el comerciantado, ¿cuáles son los primeros pasos?

R. Los primeros pasos creo que son los fundamentales, reunirnos con absolutamente todos los sectores del comerciantado. En estos momentos la intendencia no tiene favoritismo alguno, ni sector alguno que pueda estar haciendo respaldar; eso es algo que debemos garantizar. Yo no estoy entrando ni he sido puesto por ningún comerciante ni por ningún sindicato. Ha sido una decisión del Alcalde. Eso es lo que me libera de cualquier responsabilidad con el sector del comerciantado, pero siempre respetando sus decisiones como sindicatos, como asociaciones. Por eso, me estoy reuniendo con ellos, con quienes estamos considerando los procesos para generar un reordenamiento de los mercados y de los comerciantes.

La primera tarea es limpiar las calles y avenidas del comercio informal, tratar de generar mejores condiciones dentro de los mercados para los comerciantes. Obviamente, parece un trabajo difícil, pero podría ser mucho más fácil si es que logramos estos acuerdos con los sectores de comerciantes. Es mucho mejor tener a los comerciantes en lugares seguros que en las vías públicas.

P. ¿Cuáles son los mercados más conflictivos?

R. Existen mercados conflictivos, donde se han dado la mayor parte de conflictos en anteriores gestiones, el mercado Santa Bárbara, por ejemplo, que tiene tres sindicatos. El día viernes nos hemos reunido con los tres sindicatos, sin confrontación, sin ningún tipo de pelea, más bien los hemos unido y hemos quedado que vamos a trabajar de la mano para reordenar y para poner a los comerciantes dentro del mercado (…). Otros mercados conflictivos son los del centro; ahí también estamos tratando de generar orden. Estamos viendo que los comerciantes no han visto un principio de autoridad dentro de Intendencia. Ahora, vamos a aplicar el principio de autoridad, pero también Con mucho respeto y consideración.

P. Durante la anterior gestión hubo construcción de puestos de manera ilegal, ¿cómo controlará esta situación?

R. Están las auditorías internas, existe responsabilidad en estas auditorías internas, que nunca lo dijeron las anteriores autoridades. No nos dijeron que había auditorías y procesos que tenían que iniciarse contra algunas personas. Pero, nosotros las vamos a activar para que sigan su curso los procesos civiles, penales. Lo que tenga que venir de aquí en adelante, va a ser responsabilidad de esta Alcaldía.

El tema de las casetas vamos a trabajar juntamente con planificación para ver cuál es la mejor forma de darle solución a estas construcciones que, desde nuestro punto de vista, generan inseguridad; pero, va a ser una decisión técnica y no política.

P. ¿Las auditorías se refieren a personal de la Intendencia?

R. Estamos hablando de auditorías a personal de la Intendencia y a personas que hayan sido parte de la construcción de este tipo de edificaciones, pero son procesos que vamos a seguir y que vamos a llevar adelante para que se pueda encontrar a los responsables, alguien ha tenido que autorizar estas construcciones ilegales, alguien ha tenido que lucrar con estas construcciones ilegales. Así que estos procesos los vamos a seguir de la manera legal de la manera técnica que corresponda, pero rápidamente para evitar que esto siga proliferado en los mercados.

P. ¿Está cambiando personal en la Intendencia?

R. Se está haciendo un trabajo primero de evaluación del personal, se está viendo las condiciones en las que han estado trabajando, cuál ha sido su labor, su función. Se están pidiendo informes también para ver qué tipo de personal es realmente, si ha cumplido con sus funciones durante estos años, porque hemos visto que lamentablemente la Intendencia ha sido catalogada como una de las instancias más corruptas de la Alcaldía. Queremos identificar dónde están nuestras debilidades y, como corresponde a una gestión nueva, demostrar un cambio de chip, para que ya no sea vista como un espacio de lucro, de corrupción, de extorsión (…), sin ningún tipo de dádivas.

P. ¿Qué cantidad de personal tiene ahora?

R. En estos momentos tengo personal administrativo estoy con falencias en el área de Espectáculos Públicos, en Inocuidad; estamos con falencias en el tema de gendarmes municipales, porque cuento solamente con 40, de los cuales no todos trabajan todos los fines de semana.