Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 05 de marzo de 2021
  • Actualizado 21:46

No hay UTI en el Hospital del Sur por falta de respiradores y solo queda el 10% de capacidad

El director del nosocomio aseguró que el personal médico está mermado luego de que varios contratos terminaran el 31 de diciembre. La Alcaldía y el Ministerio de Salud se comprometieron a darles ítems a principios de febrero.
Camas de terapia intermedia en el Hospital del Sur. DICO SOLÍS
Camas de terapia intermedia en el Hospital del Sur. DICO SOLÍS
No hay UTI en el Hospital del Sur por falta de respiradores y solo queda el 10% de capacidad

El director del Hospital del Sur, Grover León, informó que el nosocomio no cuenta con la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) habilitada debido a la falta de respiradores e indicó que solo les queda un 10% de capacidad para atender a pacientes con COVID-19.

“Tenemos carencia en equipos y donde se ve más es en la Unidad de Terapia Intensiva, no tenemos respiradores; los respiradores chinos que donaron el año pasado no son aptos para la patología de COVID”, dijo León.

Explicó que sí tienen el espacio físico para las UTI, los monitores multiparamétricos, oxígeno, las bombas de infusión y las camas cuatro tiempos, pero no cuentan con el equipo más importante que permite que funcionen: los respiradores. Por el momento, solo tienen la opción de terapia intermedia. “No tengo terapia intensiva, ni una”, sentenció.

Asimismo, indicó que el equipo UTI que tienen en el nosocomio fue prestado por el hospital Cochabamba y que el resto, que fueron entregados el año pasado por el Gobierno, no son aptos para la COVID-19.

Actualmente, cuentan con 12 camas para pacientes con coronavirus, 12 para personas no COVID y 4 para terapia intermedia. La capacidad de atención a contagiados está saturada al 90%; en las camas habituales tienen lleno un 60%.

“Estamos dando respuesta a esta patología. Lo que nos falta son recursos humanos”, dijo.

FALTA DE RECURSO HUMANO

León aseguró que el personal médico del hospital está mermado luego de que varios contratos terminaran el 31 de diciembre. Los especialistas que más faltan son terapistas, bioquímicos y enfermeras, que son esenciales para la atención al paciente.

Durante la primera ola de la pandemia en Cochabamba, el Hospital del Sur fue uno de los centros centinelas de coronavirus. Ahora ya no existe esa categoría, pero continúan siendo un nosocomio de referencia, lo que les obliga a tener un área para tratamiento COVID-19 y una para otras patologías, que también implica dividir al personal para evitar contagios.

“En esas dos áreas necesitamos dos recursos humanos, pero no tenemos esa cantidad”, añadió el director.

El nosocomio cuenta con 125 trabajadores, pero León aseguró que para sostener la situación crítica requieren al menos 400. De la capacidad de 120 camas que tiene el hospital, solo disponen 28.

PROMESAS DE ÍTEMS

El recorte de personal es uno de los temas que más preocupa a los galenos. León indicó que se reunieron con la Alcaldía de Cochabamba para tratar este tema y que la institución se comprometió a dotarles del recurso humano, mismo que tendría que llegar a inicios de febrero.

“Hemos previsto con la experiencia del año pasado y les hemos pedido que sea ya nomás el contrato. Ellos se han comprometido que los ítems municipales estarían a inicios de febrero; esperemos que así sea”, dijo.

En relación al Ministerio de Salud, también se llevó a cabo reuniones junto al Servicio Departamental de Salud (SEDES) para gestionar estos contratos, que tendrían que estar listos a finales de enero. “Se han hecho unos acuerdos y ya deberían estarse cumpliendo este fin de mes, o entrando a febrero, y tener el personal requerido”.

Sobre las características del virus COVID-19 en esta segunda ola, León explicó que está afectando a más personas adultas, que desarrollan problemas de neumonía derivadas de enfermedades de base, como diabetes, insuficiencia renal o hipertensión.

En el caso del personal médico indicó que, con la experiencia del año pasado, ahora tienen mayor cuidado y presentan menos bajas.

Cochabamba es el departamento con el índice de letalidad de coronavirus COVID-19 más alto de Bolivia, con un 7.2%, luego sigue Santa Cruz y Pando, según un estudio realizado por el Colegio de Informáticos de Cochabamba. Los últimos días, la Llajta superó los 19.623 casos acumulados y los 1.415 muertos.  

Ingreso al Hospital del Sur. DICO SOLÍS

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad