Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 04 de febrero de 2023
  • Actualizado 00:00

Urcupiña devela la fe y devoción de los que llegan hasta el calvario

La población se dirigió al calvario. DICO SOLÍS
La población se dirigió al calvario. DICO SOLÍS
Urcupiña devela la fe y devoción de los que llegan hasta el calvario

Con los pies cansados y adoloridos, pero con el alma rebosante de alegría, llegaron miles de peregrinos hasta el cerro Cota en Quillacollo, a los pies de la Virgen de Urcupiña.

La primera misa se celebró a las 05:00 de la mañana para los primeros peregrinos que llegaron desde diferentes latitudes a recibir la bendición e intercesión de María en la advocación de Urcupiña. Muchos se dieron cita en la puerta de la Catedral Metropolitana la medianoche de ayer para partir en peregrinación hasta el templo de San Ildefonso de Quillacollo y llegar hasta el calvario, lugar donde dice la leyenda que se apareció María a la pastorcita, quien le dio el nombre con el que ahora se la conoce.

A las 09:00 salió la imagen de la Virgen rumbo al cerro para la celebración que se realiza en el cerro y tardó casi dos horas en llegar, pues está a 3 kilómetros del templo de San Ildefonso.

La fiesta se extendió fuera de las fronteras y en Argentina declararon la festividad de "interés municipal", por la gente que vive allá y celebra la fiesta.

Desde la Gobernación informaron que recuperaron 763 plumas durante la entrada de las especies suris y piyos y las fraternidades infractoras fueron tinkus y tobas, que las entregaron de forma voluntaria.

“Se les pidió que de manera voluntaria realicen la entrega para evitar el uso de la fuerza pública y las medidas legales correspondientes. Afortunadamente, ningún infractor ha llegado a ese extremo, todas las entregas han sido voluntarias”, informó el jefe de la Unidad de Bosques y Áreas Protegidas, José Antonio Erbozo.

Desde la Alcaldía de Cochabamba trabajaron la Defensoría de la Niñez y Adolescencia y Seguridad Ciudadana e informaron que repartieron 10 mil manillas para que los niños no se extravíen durante la caminata, indicó la jefa de la Defensoría de la Niñez Cinthia Prado.