Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 29 de noviembre de 2021
  • Actualizado 17:46

Urcupiña comienza con límite de danzarines, perímetro cerrado y horario restringido de circulación

Durante las actividades programadas, las fraternidades que se presentarán tendrán un máximo de 20 integrantes. También, se prohibirá el paso a la plaza principal 15 de Agosto y la mayor parte del programa se llevará a cabo en la noche con el fin de evitar la aglomeración de personas.
Urcupiña comienza con límite de danzarines, perímetro cerrado y horario restringido de circulación

La celebración de la festividad de la Virgen de Urcupiña comienza esta semana y tendrá la particularidad de limitar la presentación de danzarines, cerrar la plaza 15 de Agosto y las actividades se realizarán en horarios restringidos.

Durante años, esta fiesta concentraba a cientos de personas. El derroche de color de los bailarines en la entrada, la música de banda en cada rincón del municipio y los devotos que llegaban de todas partes del mundo eran parte fundamental de la celebración. Sin embargo, debido a la pandemia del coronavirus todo se transmitirá de manera virtual.

El secretario general de la Alcaldía de Quillacollo, José Terán, aseguró que el municipio invertía hasta un millón de bolivianos para hacer las mejoras correspondientes.

 Este 2020, su presupuesto se redujo al mínimo y tratan de llegar a acuerdos interinstitucionales para evitar gastos.

Programa Urcupiña
Uno de los puntos del protocolo de bioseguridad recomienda evitar la concentración masiva de personas, por lo que la Alcaldía tuvo que elegir horarios restringidos y convocar a la menor cantidad de asistentes posible.

WhatsApp Image 2020-08-09 at 13.24.29 (1)

Autoridades del municipio de Quillacollo junto a músicos y danzarines durante la primera serenata en honor a la Virgen de Urcupiña. CORTESÍA GAMQ​

CON MÚSICA, SIN PÚBLICO

Durante los días de fiesta en Quillacollo, era común escuchar el sonido de una banda que estaba ensayando o ya estaba lista para acompañar a una fraternidad a la entrada. Ahora, todo será por redes sociales.

Entre las actividades programadas para este año está la serenata y la demostración de danzas típicas de la Asociación de Fraternidades Folklóricas Virgen de Urcupiña (AFFVU) el viernes 14 de agosto, pero de manera virtual.

En ese sentido, Terán explicó que cada agrupación tendrá un máximo de 20 integrantes y que la entrada solo contará con dos personas por baile. Más de una decena de fraternidades estarán presentes.

Las serenatas serán con mariachis, bandas y grupos que canten a la Virgen de Urcupiña. Todos los presentes tendrán que usar obligatoriamente el barbijo y respetar la distancia social establecida.

“Habrá mariachis, sin concentrar gente, conservando los elementos de bioseguridad. En cada fraternidad no deben participar un número mayor a 20 personas y lo mismo sucede con los grupos musicales. El objetivo es mantener vivo el folclore, incentivando nuestras danzas”, explicó Terán.

Las misas en honor a la Virgen de Urcupiña se realizarán en el templo de San Ildefonso, el sábado 15 de agosto, y en el cerro de Cota, el domingo 16.

El padre del templo, Marcial Sánchez, aseguró que sí harán la tradicional peregrinación hasta el Calvario y llevará la imagen de la virgen hasta el lugar. “Queremos que sea rápido y con el mayor cuidado posible. De allí haremos otra transmisión de la misa”, explicó Sánchez.

Ambas misas serán transmitidas por la página oficial de OPINIÓN BOLIVIA a las 11:00.


PERÍMETRO CERRADO Y HORARIO NOCTURNO

Considerando que la mayor parte de las actividades programadas serán realizadas en el frontis del templo San Ildefonso, la Alcaldía cerrará todo el perímetro con vallas y cintas para evitar la aglomeración de personas, solamente participará el comité interinstitucional y algunos invitados.
“Se cerrará alrededor de una cuadra a la redonda, todo el perímetro, con la Policía para que no ingrese la gente”, contó el secretario de Desarrollo Humano, Pablo Hinojosa.
Además, no es casual que los actos, a excepción de las misas, sean programados para la noche. La elección busca evitar los horarios en los que la ciudadanía realiza sus compras y otras actividades por el lugar.

PÉRDIDAS MILLONARIAS

La festividad de Urcupiña generaba un movimiento económico alto cada año, entre 30 a 40 millones de bolivianos, según el Secretario General del municipio.
Uno de los motivos era la gran afluencia de personas. Solo en los tres días de fiesta, se registraba la llegada de un millón de personas, y si se suma toda la semana, el número bordeaba los ocho millones de visitantes.
Los turistas provenían de todos los departamentos de Bolivia y países como Argentina, donde la Virgen tiene muchos devotos.
Además de los bailarines y músicos, otro sector que abundaba eran los comerciantes. Días previos a la fiesta, los buses interdepartamentales la mayoría provenientes de La Paz se apostaban en la Terminal de Buses y decenas de vendedores descendían con su mercadería.
La jardinera de la avenida Blanco Galindo se convertía en una suerte de campamento luego de que los comerciantes instalaran sus carpas a lo largo de muchas cuadras.
Según Terán, la venta de piedras en el tradicional Calvario genera una ganancia de hasta 6 mil bolivianos, aproximadamente, por persona. En el caso de otros vendedores de recuerdos o imágenes de la virgen, su liquidez ronda los 10 mil bolivianos por individuo, dando una referencia de todo el movimiento económico que se genera esos días.
Explicó que la pandemia tiene un triple impacto en los valores de esta festividad. Primero, porque era una ocasión para reivindicar la fe hacia la Virgen de Urcupiña. Segundo, porque esta ocasión servía para revalorizar las danzas típicas de Bolivia y, finalmente, había una incidencia importante en el tema económico.
Terán considera que estos tres planos serán afectados y eso repercutirá en la población de Quillacollo.