Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 24 de octubre de 2021
  • Actualizado 21:44

Turismo de extranjeros cae un 81% en Cochabamba y ahora apuntan a visitantes locales

La Llajta es el cuarto departamento del país más afectado. La Alcaldía trabaja en un proyecto de ley municipal para normar las actividades de recreación.  
Pasajeros en el aeropuerto Jorge Wilstermann de Cochabamba. DICO SOLÍS
Pasajeros en el aeropuerto Jorge Wilstermann de Cochabamba. DICO SOLÍS
Turismo de extranjeros cae un 81% en Cochabamba y ahora apuntan a visitantes locales

El turismo de extranjeros cayó un 81.3% en Cochabamba en la gestión 2020 y es el cuarto departamento más afectado en Bolivia, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

La pandemia impidió que las personas se movilizaran con normalidad, en especial de un país a otro. Esto generó graves consecuencias en la economía mundial y uno de los rubros más afectados fue el turismo.

En Bolivia, se registró la llegada de 323.272 visitantes extranjeros en la gestión 2020, una cifra 73.9% menor respecto a 2019, que sumó 1.239.281 de personas.

Asimismo, Cochabamba bajó de 34.762 visitantes, en 2019, a 6.503, en 2020, lo que representa el 81.3%. “Es un dato muy alarmante, nos preocupa porque son varias las empresas que están relacionadas al rubro turístico que fueron seriamente afectadas. Esta actividad tiene un efecto dominó”, afirmó la jefa de Gestión Turística de la Alcaldía de Cochabamba, Paola Pérez.

A nivel nacional, la ciudad con mayor afectación fue Sucre con una disminución del 91.1%. Le sigue Tarija de cerca con un 91% y Potosí con un 84.7%. En contraposición, Oruro presentó la menor variación negativa con el 59.1%.

La mayoría de los turistas llegaron al país por vía aérea, aunque también se vio un decremento en la cifra de vuelos internacionales.

La importancia de las visitas que recibe el país cada año radica en el movimiento económico que se genera. En la gestión 2019 el gasto turístico a nivel nacional ascendió a 837 millones de dólares. En cambio, en 2020 bajó a 191 millones de dólares. Este monto se divide en varios sectores, como alimentos, bebidas, transporte, alojamiento, artesanías y vestimenta, entre otros.

Para realizar esta muestra anual, el INE recabó los datos según el ingreso de viajeros extranjeros a establecimientos de hospedaje en ciudades capitales.

TURISMO LOCAL

Pérez asegura que productores, comerciantes y empresarios fueron afectados por la baja visita de turistas en Cochabamba.

Frente a esta situación, las personas dedicadas al rubro turístico tuvieron que modificar sus proyectos y enfocarlos en el visitante local. Algunos de los primeros cambios surgieron de la mano de las agencias de turismo, que reforzaron sus paquetes en zonas cercanas, con menos días y a precios económicos. Por ejemplo, entre las zonas más visitadas están Incachaca, el cañón de Tuta Wallpa, Vacas e Incallajta.

Sobre el punto, la Dirección de Turismo de la Alcaldía trabaja un proyecto de ley de turismo que busca normar las actividades de recreación y darles un respaldo legal que fomente e impulse a las personas a participar.

Asimismo, la próxima semana se realizará una rueda de negocios especialmente para el área turística. El objetivo es que haya un encuentro entre hoteles, agencias de turismo, restaurantes y transporte, entre otros, para que se haga alianzas que refuercen la oferta turística actual en Cochabamba.

Pérez resaltó que las ferias gastronómicas que se van realizando hace varias semanas de forma continua son un impulso para el sector. “Se hacen para que la población también pueda revalorizar lo que es la gastronomía, que es uno de los principales atractivos que tenemos en Cochabamba”, apuntó.

El objetivo es buscar nuevas herramientas que visibilicen todo el atractivo turístico del departamento hacia el exterior y atraer, nuevamente, visitantes extranjeros. “Nosotros tenemos que ser portavoces para que la gente de afuera pueda conocer la ciudad”, señaló Pérez.