Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 19 de enero de 2021
  • Actualizado 00:23

Tunari se queda sin jefe protector que luchó contra avasallamientos

Una plataforma que defiende esa área protegida de Cochabamba exige la restitución y destaca la labor del funcionario durante 23 años.

El exjefe de Protección del Parque Nacional Tunari Alberto Terrazas.  ARCHIVO
El exjefe de Protección del Parque Nacional Tunari Alberto Terrazas. ARCHIVO
Tunari se queda sin jefe protector que luchó contra avasallamientos

El Parque Nacional Tunari se quedó sin jefe de Protección. Alberto Terrazas fue destituido a través de un memorándum remitido por el Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap); en Cochabamba justifican que su remoción responde a una reestructuración de la institución.

 Terrazas estuvo 23 años al servicio de esa área protegida. La plataforma Tunari Sin Fuego pidió su restitución en el cargo.

 El memorándum dirigido a Terrazas señala lo siguiente: “En uso de las facultades que me otorga en el marco de la Resolución Ministerial No. 258 de fecha 20 de noviembre de 2020, comunico a usted que se prescinde de sus servicios correspondiente al ítem Nº 68 como JEFE DE PROTECCIÓN TUNARI, siendo el día de hoy 11 de enero de 2021 su último día laboral (…)”.

 No se mencionan las razones de su apartamiento del cargo.

ANTECEDENTES

Terrazas entregó su vida a la preservación del medioambiente. “Este último casi pierdo mi rostro en un incendio”, aseveró la exautoridad, a través de la plataforma Tunari Sin Fuego.

 “Lo peor es que creo que no hay cura para la quemadura interna de mi rostro y la hernia de disco. En realidad, le di toda mi vida a la conservación de la naturaleza que hoy en día se está viendo afectada por la mano de hombre”.

 Su labor inició el año 1997. A través de una compulsa pública fue contratado como guardabosque del Parque Nacional Carrasco. “Cumplía mis funciones como responsable de la zona sur (de esa área protegida)”.

 En abril de 2011, surgió una crisis de personal en el Parque Nacional Tunari y, mediante una convocatoria, lo transfirieron a esa reserva.

 En 2013 lo designaron como Jefe de Protección del Parque Nacional Tunari y el 8 de noviembre de ese mismo año le entregaron un reconocimiento como “uno de los mejores jefes de protección a nivel nacional”. 

 El año 2016 lo nombraron de manera interina como Director del Tunari, durante cuatro meses. Ocupó el mismo cargo interinamente, por segunda vez, entre junio de 2019 y octubre de 2020.

 El 11 de enero de esta gestión fue removido.

REACCIONES

Al respecto, Mónica Wormald, de la plataforma Tunari Sin Fuego, opinó que Terrazas era de los guardaparques más antiguos de la reserva.

 Explicó que estaba a cargo de los proyectos y, durante su gestión, realizó denuncias sobre avasallamientos y quemas indiscriminadas. Esto, en su criterio, le costó el cargo, debido a que “hay muchos intereses creados en el tráfico de tierras”.

 Destacó los conocimientos que tenía sobre el parque y su capacidad de resolver conflictos. “Siempre estuvo metido entre dos aguas: entre los loteadores y el Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap), con amenazas a él y a su personal”.

 Aseveró que el pedido de la plataforma es la restitución en su cargo. Usarán las redes sociales para hacer eco de ello y obtener respaldo de la sociedad.

El presidente de la Federación de Entidades Empresariales Privadas de Cochabamba, Javier Bellott, calificó el retiro de Terrazas como “el mayor atentado” contra el parque.

CONTRAPARTE

Respecto a esta situación, el director del Parque Nacional Tunari, Luder Jiménez, que fue posesionado hace unas semanas, explicó que la remoción de Terrazas responde a una determinación del Sernap nacional, “bajo el principio de reestructuración del personal y renovación del mismo”.

 Añadió que “la función del servidor público no es eterna”, por lo que “solo se está cumpliendo lo que se determinó a nivel nacional”.

 Entre tanto, el cargo de Jefatura de Protección, que era ocupado por Terrazas, está acéfalo. La designación de una nueva autoridad está en manos del Sernap. “La dirección nacional de La Paz lo considerará, nosotros no vemos esa situación”.

 Jiménez está a la espera de la asignación de personal para formar un equipo cuyo reto principal será “hacer cumplir la Constitución Política del Estado”.

 Mencionó que él tiene casi 10 años de experiencia. Es ingeniero forestal y tiene posgrados en Derecho Administrativo, Derecho Agroambiental y Educación Superior; además, trabajó en la Autoridad de Bosques y Tierras (ABT) y en el Tribunal Agroambiental.