Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 06 de agosto de 2020
  • Actualizado 12:42

“Tunari Sin Fuego” cumple dos años y registra más de 200 incendios atendidos

Varios miembros fueron hasta la Chiquitanía para contrarrestar el desastre del año pasado. El Parque Nacional Tunari es su principal foco de atención. Además, impulsan la conciencia ambiental y el respeto a las áreas verdes.

Voluntarios sofocan un incendio en el Parque Nacional Tunari. CORTESÍA.
Voluntarios sofocan un incendio en el Parque Nacional Tunari. CORTESÍA.
“Tunari Sin Fuego” cumple dos años y registra más de 200 incendios atendidos

La plataforma “Tunari Sin Fuego” cumple hoy dos años de vida en los que atendió 208 potenciales incendios de diversa magnitud en diferentes sectores del Parque Nacional Tunari (PNT) y del departamento de Cochabamba.

El colectivo surgió como iniciativa de la Federación de Entidades Empresariales Privadas de Cochabamba (FEPC), junto al colectivo No a la Tala de Árboles. Actualmente, también trabajan con la fundación de voluntarios GEOS.

“Se ha demostrado que, a través de la población, se pueden generar redes de trabajo que provocan eficiencia y eficacia para brindar mejores resultados, en este caso en el cuidado de nuestro parque nacional”, manifestó uno de sus impulsores, Javier Bellott.

Además, destacó el trabajo realizado durante este tiempo en el que se evidenció una disminución de incendios atendidos, como resultado de las acciones de concientización y vigilancia permanente del PNT.

En 2018, la iniciativa se materializó con la creación de un grupo de WhatsApp que sirviera como herramienta de alerta temprana para la prevención de incendios, mediante el monitoreo de 24 horas que realizan sus miembros. A dos años de la iniciativa, el grupo se convirtió en un espacio de coordinación, respaldo y apoyo entre voluntarios, municipios y otras dependencias gubernamentales.

Actualmente, está conformado por más de 245 personas que representan a 30 sectores, entre públicos y privados, como empresarios, bomberos voluntarios, personal de Unidades de Gestión de Riesgo municipales, personal de apoyo logístico, periodistas y autoridades departamentales y municipales.

Entre las intervenciones más importante de los miembros que conforman “Tunari Sin Fuego”, se destaca la participación de un equipo de más de 50 voluntarios que acudieron a la región de la Chiquitanía, en Santa Cruz, para mitigar el incendio registrado en agosto de 2019.

El miembro de esta plataforma y coordinador nacional del grupo GEOS, Carlos Azcárraga, precisó que la capacidad de respuesta de los grupos de rescate es de 10 a 20 minutos, dependiendo de la distancia del incendio.

Asimismo, estimó que movilizar un equipo de reacción inmediata por cada intervención tiene un valor de 400 a 500 bolivianos. Precisó que alrededor de siete personas participan en cada intervención. Mientras tanto, equipar a un voluntario con indumentaria y herramientas de calidad, tiene un costo de entre 7.000 y 8.000 bolivianos.