Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 24 de junio de 2022
  • Actualizado 21:25

LA CANTIDAD DE GUARDAPARQUES ES INSUFICIENTE

El Tunari es el más conflictivo entre los 22 parques nacionales del país

“La ciudad está subiendo”, según el Director Ejecutivo del Sernap, y eso influye en la preservación del área protegida.
Miembros del Sernap, este 15 de junio, durante el lanzamiento del plan antiincendios. NOÉ PORTUGAL
Miembros del Sernap, este 15 de junio, durante el lanzamiento del plan antiincendios. NOÉ PORTUGAL
El Tunari es el más conflictivo entre los 22 parques nacionales del país

El Parque Nacional Tunari (PNT) es el más conflictivo entre los 22 parques nacionales que hay en Bolivia, según informó el director ejecutivo del Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap), Teodoro Mamani.

Esto se debe a la influencia que existe sobre el Tunari, debido a que tiene jurisdicción en municipios del Eje Metropolitano de Cochabamba, el área más poblada y en expansión del departamento.

El Parque Tunari ocupa un área de más 300 mil hectáreas, el equivalente a casi nueve veces el tamaño de la ciudad de Cochabamba. El área protegida atraviesa los municipios de Cochabamba, Tiquipaya, Quillacollo, Vinto, Sipe Sipe, Sacaba, Colomi, Villa Tunari, Tapacarí y Morochata. Existe mayor riesgo, por incendios y loteamientos, en el área metropolitana.

Mamani describió que el Sernap en Cochabamba cuenta con guardaparques, un jefe de proyección, el Director y la parte administrativa, quienes trabajan principalmente en el Tunari.

“Esto no es suficiente, es poco el personal. Pero, tenemos que combatir, hacer el patrullaje como siempre se hace”.

Expresó que el problema no son solo los incendios, sino también los avasallamientos.

“De las 22 áreas protegidas o parques nacionales, el más problemático es Tunari, porque también está dentro la ciudad. La ciudad ya ha subido al parque. Los problemas llegan diariamente”, dijo el Director Ejecutivo del Sernap.

Ponderó la respuesta de las autoridades de la Gobernación y de las alcaldías por la coordinación para resolver problemas internos entre comunidades o urbanizaciones que ya están dentro del parque nacional.

LA ORGANIZACIÓN

Con el poco personal, el Sernap se organiza para reaccionar ante cualquier evento. Mamani explicó que tienen campamentos instalados en el área de influencia y que coordinan con las municipalidades.

“A veces, es difícil hacer el recorrido de todo el Parque. Pero, hacemos todo el esfuerzo. Quiero valorar el trabajo de nuestros guardaparques, siempre se movilizan ante cualquier problema que haya”.

Detalló que cuentan con unos tres vehículos de cuatro ruedas, además de motocicletas. Acotó que no hay mayor equipamiento, pero que la coordinación con otras instancias permite apagar incendios con rapidez.

La autoridad sostuvo que los incendios son provocados y que se identifican en zonas donde ni siquiera hay casas.

Por otro lado, el tema de los loteamientos continúa siendo un problema.

Aclaró que existen comunidades asentadas desde antes de la creación del Parque. Pero, expresó que al haber otros barrios consolidados, también expanden el saneamiento, servicios básicos.

Cuestionó que estén avanzando construcciones incluso en zonas de riesgo de deslizamiento.

Planteó que la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) proponga una nueva ley para preservar el área.