Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 13 de abril de 2021
  • Actualizado 04:30

TSE debe resolver hasta mañana revisión de Manfred; Súmate no se resigna

Súmate, liderada por el exprefecto Reyes Villa, facilitó, el fin de semana, documentos sobre el pago de su deuda. Espera ser habilitado, aunque el Tribunal ya formalizó su decisión.
Manfred Reyes Villa, en una rueda de prensa. Noé Portugal
Manfred Reyes Villa, en una rueda de prensa. Noé Portugal
TSE debe resolver hasta mañana revisión de Manfred; Súmate no se resigna

Entre hoy y mañana, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) deberá ofrecer una respuesta al recurso de revisión extraordinaria presentado por la agrupación Súmate y el exprefecto Manfred Reyes Villa. Esto, luego de que esta entidad resolviera inhabilitarlo de su candidatura a Alcalde de Cochabamba al no haberse acreditado de manera formal el pago total de una deuda (2.3 millones de bolivianos) y de que Reyes Villa presentara, posteriormente, documentación sobre dicha cancelación.

Es elemental que el Tribunal ofrezca una contestación en las siguientes horas, tomando en cuenta que el 3 de este marzo (el miércoles) vencerá el plazo para la sustitución de candidatos en todo el país.

En entrevista con Página Siete, la vicepresidenta del Tribunal Departamental de Santa Cruz, María Cristina Claros, mencionó: “Este próximo miércoles 3 de marzo tenemos el tema del plazo fatal para la sustitución de las candidaturas por causa de inhabilitación por hechos sobrevinientes a los candidatos; ya sea por fallecimiento, impedimento permanente o incapacidad".

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) declaró, el jueves 18 de febrero, infundado un recurso de casación que interpuso Reyes Villa, contra un proceso coactivo fiscal en su contra por una supuesta deuda contraída por la compra de seis vagonetas.

La agrupación Súmate consideró la decisión como una "revancha" del Movimiento Al Socialismo (MAS) debido a que el exprefecto es favorito en las encuestas de Ciesmori, con una amplia ventaja.

El fin de semana, militantes de la alianza protestaron en cercanías de la plazuela de Cala Cala instalando carpas y huelgas de hambre. También continuaron repartiendo material de propaganda a los transeúntes.