Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 26 de octubre de 2020
  • Actualizado 09:34

Transportistas federados anuncian volver desde el lunes y prometen que cumplirán las medidas

El dirigente José Orellana informó que cuatro personas murieron contagiados con la COVID-19, pero dijo la gente no puede morir de hambre y sin poder llevar el pan diario a sus casas.
El transporte en la anterior cuarentena flexible. DICO SOLÍS
El transporte en la anterior cuarentena flexible. DICO SOLÍS
Transportistas federados anuncian volver desde el lunes y prometen que cumplirán las medidas

El secretario ejecutivo de la Federación del Autotransporte de Cochabamba, José Orellana, aseguró que mantener a los transportistas en sus casas sin poder llevar el pan diario a sus familias es insostenible, por tanto, dijo, que volverán a trabajar desde el lunes. Promete que en esta ocasión redoblarán medidas de bioseguridad.

Orellana explicó que cuatro personas de las filas de los transportistas murieron con COVID-19 en las últimas semanas, tres de ellos choferes y una administrativa. “Han fallecido por falta de atención y respiradores en hospitales. Uno de ellos tuvo un deceso en las puertas del hospital Solomon Klein, no le han abierto la puerta. Los otros perdieron la vida por falta de respiradores en los hospitales”. 

Pese a las bajas en el sector del transporte y al incremento exponencial de casos de contagios con coronavirus, Orellana anunció que volverán a trabajar desde el lunes 13 de julio “redoblando las medidas de seguridad”.  

Señaló que el incremento de casos de infectados se debió a la poca capacidad de las autoridades para controlar la cuarentena dinámica que se aplicó en Cochabamba desde el 11 de mayo hasta el 28 de junio. A partir del 29 del mes pasado retornó a la cuarentena rígida restringiendo nuevamente la circulación del transporte público y privado, además de la apertura de mercados. 

Hasta el jueves, las autoridades sanitarias y departamentales evaluarán el futuro de las medidas asumidas, sin embargo el dirigente transportista anticipó que decidieron volver al trabajo.

“Tienen que ver qué se hace de los sectores que viven al día. Hubo muchos factores (la anterior flexibilización de medidas). Por ejemplo se vio poca capacidad para controlar la cuarentena dinámica porque todo el mundo salido y nadie controlaba en las calles”.

Planteó que el retorno de actividades no sea para el 100% de actividades tanto en mercados, como en oficinas públicas y privadas. “Si a nosotros nos restringen al 50% de la capacidad de los vehículos, pero abren la circulación a todos, eso no se podrá manejar porque habrá más gente en la calle de la que se puede manejar. Se debe pensar en una estrategia y ver que en los mercados solo se abra de acuerdo a número de cédulas de identidad”.

“Vamos a volver a trabajar el lunes en la cuarenta dinámica redoblando los esfuerzos de bioseguridad. Pero los transportistas están pasando hambre. Nunca pensábamos llegar a estas alturas”. 

Criticó la falta de reacción que existe en los hospitales y en los cementerios donde “no se aplican mecanismos rápidos en los entierros. Las autoridades tienen que rendir cuentas de lo que están haciendo”. 

Aseguró que harán esfuerzos para aplicar las medidas de bioseguridad establecido con el Servicio Departamental de Salud, SEDES, y la Alcaldía. “Hubo observaciones en la aplicación del distanciamiento físico, pero eso se puede solucionar con un buen plan y no permitiendo la salida de todos a la vez”.  

Requirió mayor acción desde las Fuerzas Armadas, la Policía y Movilidad Urbana.