Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 30 de octubre de 2020
  • Actualizado 00:35

Transportistas y comerciantes acatan cuarentena rígida, pero a condición de estricto control general

Ambos sectores advierten con romper las restricciones si las autoridades permiten el desacato de otros grupos. Los constructores, impedidos de circular, hacen un análisis legal debido a las contradicciones normativas y anunciaron emitir hoy su postura.

Comerciantes y compradores desbordan las calles Tarata y Esteban Arce. NOÉ PORTUGAL
Comerciantes y compradores desbordan las calles Tarata y Esteban Arce. NOÉ PORTUGAL
Transportistas y comerciantes acatan cuarentena rígida, pero a condición de estricto control general

Dirigentes de los choferes del transporte público y de los comerciantes manifestaron que apoyan la cuarentena rígida que inicia hoy, pero a condición de que las autoridades hagan un estricto control a todos los sectores.

Por su parte, la prohibición de circulación al sector de la construcción es motivo de análisis legal, informó el presidente de la Cámara de la Construcción de Cochabamba, Raúl Solares, ya que las disposiciones municipales van a contramano de las del Gobierno central.

Luego de las protestas de los repartidores, de radiotaxistas y otros sectores del transporte que amenazaron con romper la cuarentena ante un presunto favorecimiento edil a dos líneas de radiotaxis con permisos de circulación, el ejecutivo de la Federación del Autotransporte, José Orellana, dijo anoche que su sector acatará las restricciones de la cuarentena rígida, pero que deben regir para todos y verificarán que la Alcaldía haga un estricto control del cumplimiento.

“La condición de los trabajadores del volante es que si todos vamos (a acatar), todos cumplimos. Hay algún sector que no está respetando. A pesar del riesgo (de contagio), hay desacato. Si eso continúa, (la Alcaldía) no tiene por qué decirnos que acatemos, si no tiene capacidad de hacer cumplir”.

Una postura similar es la de los comerciantes. El representante del mercado Calatayud, Carlos Calcina, dijo que su sector acata la medida siempre y cuando la reglamentación sea para todos, en alusión a los mercados móviles.

“Vamos a romper (la cuarentena) si la Alcaldía nos da sorpresas dando orden de circulación a los carritos”.

La Alcaldía quiso habilitar ese servicio como en la primera cuarentena rígida, pero los comerciantes lo rechazaron explicando que quienes obtuvieron esas autorizaciones crearon “mercados paralelos” instalando a sus parientes en zonas como la avenida Circunvalación, donde se instalaron 180 personas sobre las dos vías, o en el Cruce Taquiña, cuando el objetivo es evitar aglomeración en espacios públicos.

RESTRICCIONES Entonces, se acordó que desde mañana cierran los mercados y no deben salir ni siquiera los vendedores ambulantes ni los camiones móviles. Tránsito y la Policía están a cargo del patrullaje. Mientras dure la cuarentena, se cumplirá un cronograma de lavado, fumigación y desinfección de los mercados y está previsto que comience hoy en el mercado Calatayud desde las 10:00.

Los próximos días de abastecimiento fueron fijados para los días 6 y 7 de julio, de acuerdo a la terminación de la cédula de identidad. La cuarentena rígida está vigente hasta el 10 de julio.

El decreto municipal que rige la nueva cuarentena, en su artículo 12, señala que queda prohibida la circulación del transporte público en todas sus modalidades; de vehículos privados de uso particular; de motocicletas, mototaxis, deliverys, trimotos, cuadratracks y trimóviles; y de vehículos del sector de la construcción.

CONSTRUCTORES El Decreto Supremo 4229, del 29 de abril de 2020, permite que se reanuden las actividades laborales en la minería, oficios, servicios de comercio y la construcción, además de los rubros agropecuarios e industriales, independientemente del nivel de riesgo.

El decreto edil contradice esa disposición al prohibir que circulen los vehículos del sector constructor. Es por eso que la Cámara de la Construcción y otros sectores empresariales acordaron ayer hacer un análisis legal y emitirán hoy su postura, a través de la Federación de Entidades Empresariales Privadas de Cochabamba, informó Solares.

El delegado presidencial y ministro de Trabajo, Óscar Mercado, advirtió ayer que hay una normativa sobre la que se deben enmarcar las cuarentenas rígidas y que “no se puede desconocer normas nacionales”. Añadió que el Gobierno central apoyará las disposiciones de autoridades locales, siempre que respeten las disposiciones nacionales.

Recordó que el éxito de una cuarentena está en garantizar alimentos, insumos de higiene y medicamentos a la población. Con ese objetivo, señaló que las autorizaciones para el tránsito de vehículos aprobadas en Gabinete y emitidas por el Ministerio de Gobierno están plenamente vigentes y las fuerzas de seguridad van a reconocer y validad solo esas autorizaciones.

“Si alguna entidad local requiere emitir otras autorizaciones, debe coordinar con el Ministerio de Gobierno para que las emita y sean controladas por la Policía y las Fuerzas Armadas, como corresponde”.

CONTROL Según las disposiciones de control, desde el 29 de junio se restringirá la circulación vehicular por los puentes de acceso al centro de la ciudad ubicados en las avenidas 6 de Agosto y Costanera, los puentes Huayna Kapac, Cobija, Antezana y Recoleta.

Solo estarán habilitados  para la circulación vehicular con permiso de la Agencia de Gobierno Electrónico y Tecnologías de Información y Comunicación (Agetic) los puentes Killman, Quillacollo, Cala Cala y distribuidor Muyurina.

Se determinó hacer controles móviles y estacionarios en otras zonas de la ciudad para la retención de vehículos de cuatro y dos ruedas que circulen sin la autorización emitida por la Agetic o aquellos que no se encuentren contemplados en las excepciones de la restricción de circulación vehicular establecidos en los Decretos Supremos vigentes, emitidos para regular la cuarentena nacional, como también en el Decreto Municipal 161/2020.

CENTRO DE AISLAMIENTO Mercado anunció que para mejorar las condiciones de la cuarentena y ante la acción insuficiente de las autoridades locales, determinó la implementación de un centro de aislamiento departamental para descongestionar a los hospitales de los pacientes asintomáticos o con síntomas leves.

Con ese fin, dijo que el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, gestionó ante la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra 200 camas que serán entregadas hoy.

Dijo que fue un acto de desprendimiento del municipio cruceño y exigió a las autoridades locales actuar en la misma línea y con racionalidad para resolver los problemas “y no complicar la situación”. No dio detalles de dónde se instalará el centro de aislamiento.