Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 12 de abril de 2024
  • Actualizado 17:26

Tragedia en Cochabamba: familia pide ayuda tras muerte de dos hermanitos arrastrados por el río

Si desea apoyar a los dolientes, puede comunicarse al número de celular 71748451.

Rescatan el cuerpo de una de las víctimas. NOÉ PORTUGAL
Rescatan el cuerpo de una de las víctimas. NOÉ PORTUGAL
Tragedia en Cochabamba: familia pide ayuda tras muerte de dos hermanitos arrastrados por el río

Ayer, dos hermanos, Jhon y Mariliz, de 12 y 6 años, respectivamente, perdieron la vida al ser arrastrados por la crecida del río Arrumani, al sur de la ciudad de Cochabamba. La familia pide ayuda.

El padre de los niños relató que los hermanitos llegaron del colegio y salieron a jugar. Sin embargo, una fuerte lluvia provocó que el río creciera repentinamente, arrastrándolos. La niña fue encontrada sin vida cerca de las compuertas, mientras que su hermano fue hallado a unos kilómetros más adelante, en el río Tamborada.

Cuando el padre, quien se encontraba en el trabajo, recibió la noticia por parte de su compadre, se trasladó rápidamente a su hogar, donde no encontró a nadie, para luego dirigirse al lugar donde encontraron el cuerpo de su hija. El hombre pidió ayuda a la población, ya que no cuenta con los recursos económicos necesarios para cubrir los gastos relacionados con el sepelio y otros gastos derivados de la tragedia. “Todo lo que trabajo se va al banco, tengo deudas. Pido a la población que me ayude”.

Si usted desea apoyar a la familia, puede comunicarse al número de celular 71748451.

Anoche, los cuerpos de los niños fueron trasladados al Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) para la realización de las autopsias. Se espera que en el transcurso de la mañana sean entregados a los padres para su posterior velatorio en la Organización Territorial de Base (OTB) 18 de Diciembre.

El 29 de enero, otra tragedia sacudió a Cochabamba. Marco Antonio Morales y Ruminia Apaza, junto a sus dos hijas de 12 y 8 años, fallecieron al ser sorprendidos por un turbión mientras lavaban ropa y frazadas en el río Ch'akimayu, en la zona de Sivingani.