Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 24 de octubre de 2021
  • Actualizado 21:52

Tiquipaya está dividida y en riesgo de perder Bs. 118 millones de crédito para proyecto

Ante la contaminación del río Rocha, la Contraloría General del Estado emitió recomendaciones a los municipios del eje metropolitano para que ejecuten proyectos con el fin de mejorar la calidad del agua. 
Vecinos que se oponen a la construcción de la planta de tratamiento en Bruno Moqo. Dico Soliz.
Vecinos que se oponen a la construcción del planta de tratamiento en Bruno Moqo. Dico Soliz.
Tiquipaya está dividida y en riesgo de perder Bs. 118 millones de crédito para proyecto

El municipio de Tiquipaya está en riesgo de perder un crédito de 118 millones de bolivianos por la construcción de una planta de tratamiento de aguas residuales en Bruno Moqo, lugar que se constituyó en la manzana de la discordia entre dos grupos: unos que aprueban la construcción de este proyecto en este espacio y otros que no. Estos últimos incluso pidieron pertenecer a Colcapirhua. 

“Son 118 millones destinados a través del Ministerio de Medio Ambiente y Agua; y la cooperación francesa para este proyecto que está en riesgo de no ejecutarse, lamentamos la actitud de algunos dirigentes que seguramente están mal informados respecto de este proyecto”, indicó el secretario de Coordinación General de la Gobernación, Juan Carvajal.

Ante la contaminación del río Rocha, la Contraloría General del Estado emitió recomendaciones a los municipios del eje metropolitano para que ejecuten proyectos con el fin de mejorar la calidad del agua. 

“Todos los gobiernos municipales del eje de conurbación están conminados a ver el tema medioambiental; nadie está extenso de solucionar, en este caso con la implementación de plantas de tratamiento”, explicó Carvajal. 

La Alcaldía de Tiquipaya inició ayer el estudio geológico para licitar el proyecto llave en mano de la planta de tratamiento de aguas residuales; lo que desembocó en un enfrentamiento con varios heridos entre quienes apoyan y están en contra del mismo.

Hoy la Gobernación llamó a una mesa de diálogo, pero la parte que se opone no asistió.