Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 03 de diciembre de 2021
  • Actualizado 08:27

Tikirani es la zona agrícola más afectada por granizada

Hay daños en cultivos de maíz, alfalfa, avena y otros también en Sapenco y otras zonas. Hay más de una centena de familias productoras perjudicadas.
Una productora junto a su sembradío dañado por la granizada. DICO SOLÍS
Una productora junto a su sembradío dañado por la granizada. DICO SOLÍS
Tikirani es la zona agrícola más afectada por granizada

Las plantas de maíz que todavía no alcanzaban ni los 30 centímetros de altura, parecían haber sido cortados cada una con un cuchillo sin filo. Las plantaciones de alfalfa quedaron como si una aplanadora hubiera pasado por encima. Y los choclos que estaban en pleno desarrollo solo pueden ser forraje. El granizo azotó con fuerza a los cultivos en Tikirani.

La lluvia y granizo registrados la tarde del miércoles causaron daños en infraestructuras educativas y un centro médico en el área urbana del municipio de Quillacollo; pero, en el área productiva agrícola también hubo pérdidas.

Tikirani es la zona agrícola más afectada en Quillacollo, municipio donde más de una centena de productores reportó daños en sus sembradíos. Se trata de una comunidad situada detrás el Calvario de Urcupiña, y se llega por el camino que conduce a las Qollqas de Cotapachi.

“El granizo ha llegado hasta aquí”, señaló uno de los productores, Florentino Escalera, exponiendo con la mano una altura de como 15 centímetros.

Mientras los técnicos municipales realizaban una inspección recorriendo cada uno de los terrenos sembrados, Escalera recordaba, junto a sus compañeros productores, que la granizada duró “casi una hora”.

La gente de la zona, haciendo memoria, manifestó que un fenómeno de este tipo y causando tantos daños, se registró luego de unos 15 años.

“A veces, hay granizo; pero, así tan fuerte, ha pasado después de mucho tiempo aquí”.

Escalera tiene alrededor de 6 mil metros cuadrados de sembradíos en dos terrenos en esa zona, donde crecían alfalfa y maíz. Hace poco había cosechado papa.

La mañana de este jueves, los técnicos de la Alcaldía llegaron hasta la zona para cuantificar los daños. Allí, se reunieron los afectados y acompañaron el recorrido.

El responsable del Área Agrícola de la Secretaría de Desarrollo Productivo de la Municipalidad, Freddy Olmos, explicó que fue la zona más afectada por el fenómeno natural.

Luego acudieron a sectores como Sapenco y otros.

“Una vez que hagamos la cuantificación de la evaluación correspondiente, se les va a atender haciendo un informe pormenorizado a la Secretaría. Ya las autoridades dirán qué productos, semillas, insumos se les va a dar a cada uno”, explicó Olmos.

Los productores describieron que en el estado en el que estaban los cultivos, ya no será posible rescatar la cosecha.

“Esto ya no se recupera, está maltratado”, dijo Escalera mostrando las pequeñas plantas de maíz dañadas.

Sobre las plantas que lograron crecer, dijo que ya no habrá choclo, y que solo servirán para forraje para los animales.

“Aunque, a veces, ni las vacas no quieren. Cambia el olor, y ya no quieren comer ni eso”.

Lamentaron que en pocos minutos se haya perdido su trabajo de siembra, fumigación y tiempo de cuidados.

En la zona también murieron pollos y patos durante la granizada.

EL REPORTE

De acuerdo con los datos oficiales de la Alcaldía quillacolleña, se perdieron 85 hectáreas de cultivos agrícolas y un total de 107 familias fueron afectadas.

La alcaldesa de ese municipio, Angelina Zeballos, informó además sobre los daños en la infraestructura de tres unidades educativas y un centro de salud.

La infraestructura de dos tinglados en los establecimientos Néstor Adriázola y 1ro de Mayo cedió por el peso del granizo acumulado en el techo. El agua de la lluvia también dañó parte del coliseo de la unidad educativa Franklin Anaya.

El centro de salud Villa Urcupiña, situado en el Distrito 6, también sufrió filtraciones de agua, debido al colapso de las canaletas de desagüe.

Zeballos manifestó que dispuso el despliegue de cuadrillas operativas para el recojo de escombros y desmonte de las infraestructuras de los tinglados colapsados. También se realizó una evaluación técnica para la elaboración de un proyecto de reposición y posterior emplazamiento.

"Tenemos entendido que desde el Gobierno central se tenía comprometida la construcción de los colectores pluviales, vamos a verificar en qué situación se encuentra este proyecto", acotó la autoridad.

4A F2-SOLIS-RECUPERAN PARA  FORRAJE4A F1-SOLIS-MAIZALES  DESTRUIDOS