Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 01 de diciembre de 2020
  • Actualizado 07:26

Testigos de Jehová usan guía de teléfono y celular para predicar

Los que practican esta religión, además, se están reuniendo a través de “medios electrónicos” desde el brote del virus. Su objetivo es dar “mensajes de ánimo”.
Una mujer ve un mensaje de Testigos de Jehová en redes sociales. Dico SolÍs
Una mujer ve un mensaje de Testigos de Jehová en redes sociales. Dico SolÍs
Testigos de Jehová usan guía de teléfono y celular para predicar

Una situación que casi todos advirtieron desde que ocurrió el brote del coronavirus en Bolivia es la ausencia de Testigos de Jehová recorriendo barrios y tocando puertas para predicar.

Esa labor que caracteriza a las personas que practican esta religión se vio frenada desde marzo de este año, en respeto al instructivo de las autoridades de guardar cuarentena para evitar la propagación del virus.

Pero, los Testigos de Jehová, buscaron otras alternativas para dar continuidad a este “servicio religioso”.

El portavoz oficial de la sucursal Bolivia de los Testigos de Jehová, Javier Quino, informó que recurrieron a medios electrónicos.

“Utilizamos la guía telefónica para buscar números de personas de nuestros barrios, a quienes normalmente visitaríamos en sus casas”, contó.

Otros, optaron por llamar a números de celulares “aleatorios”. La intención es compartir un “breve mensaje”.

“Si la persona desea más información y quiere continuar conversando con nosotros, normalmente seguimos por WhatsApp, por ser más económico”, acotó.

Hay muchos testimonios de personas que no pertenecen esa religión, pero fueron contactados por Testigos de Jehová a través de su teléfono móvil durante esta pandemia.

OPINIÓN accedió a uno de ellos que contó que, inicialmente, una mujer lo llamó por WhatsApp, luego, le enviaba enlaces “casi a diario”.

“Esa persona no me dijo cómo obtuvo mi número, pero se presentó de manera muy amable. Ahora, me envía links con contenido religioso, pero que se adecúa a la situación que estoy atravesando”.

Mostró un texto de WhatsApp de despedida de esa predicadora: “Un gusto haber podido compartir con usted este mensaje. Le hablo la próxima vez para saber qué le ha parecido y también le respondo a la pregunta que le he planteado. Que tenga un muy bonito día”.

Quino dijo que la mayoría de las personas que recibió sus llamadas estuvo muy agradecida y apreció el “mensaje de ánimo y consuelo de la palabra de Dios que compartimos en estos tiempos difíciles”.

Aquellos religiosos que no pueden usar este tipo de tecnologías, inclusive, optaron por escribir cartas de prédica.

REUNIONES

Quino informó que, además, los Testigos de Jehová dejaron de reunirse y “por aprecio a la vida”, la sucursal en Bolivia detuvo las visitas a todas sus instalaciones. Pero, se mantienen activos a través de videoconferencias. Añadió que la asistencia de gente aumentó desde que empezaron a usar medios electrónicos.