Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 29 de noviembre de 2021
  • Actualizado 11:14

Teresita, una adulta mayor que fue abandonada y necesita ayuda para un marcapaso

Vive hace 75 días en una cama del hospital Cochabamba. No tiene a nadie y clama por irse a su casa.

Teresa Marquez Cazorla, una adulta mayor que hace 75 días vive en una cama del hospital Cochabamba. OPINIÓN
Teresa Marquez Cazorla, una adulta mayor que hace 75 días vive en una cama del hospital Cochabamba. OPINIÓN
Teresita, una adulta mayor que fue abandonada y necesita ayuda para un marcapaso

“Este encierro me está matando. Sola me he internado y sola tengo que irme”, afirma entre lágrimas Teresita, una adulta mayor que hace 75 días vive en una cama del hospital Cochabamba. No tiene a nadie y clama por irse a su casa.

Teresa Marquez Cazorla es oriunda de Llallagua (Potosí). Tiene un problema en el hígado y necesita de un marcapaso para poder vivir. 

“No tengo esa cantidad de dinero para poder pagar el marcapaso. Me dijeron que cuesta mil o dos mil dólares y yo me quiero ir así porque no tengo ni cinco dólares. Ayúdenme por favor a salir del Hospital”, ruega Teresita. 

El pasado jueves cumplió 59 años y los festejó con una torta, abrazos y cariño del personal del hospital. 

Tiene dos hijos de 30 y 27 años, pero ninguno la visita. Ella cuenta que su hijo menor la internó en el hospital Viedma, pero no volvió más por ella. De hecho, con una boleta de transferencia llegó hasta el hospital Cochabamba de donde no puede salir porque no existe quién se haga cargo de ella. Necesita ser cuidada.  

“Su cardiopatía no le permite hacer labores muy intensas, ella está sometida a labores cortas, no puede hacer labores que le lleven mucho esfuerzo y requiere de alguien que la cuide porque toma muchos medicamentos”, explica una médica a cargo. “Debe tener una dieta rigurosa y tomar los medicamentos, y así, no podemos dejarla ir sola”, agrega. 

En una lata de mentisan guarda los únicos 20 bolivianos que tiene a mano. Se los regaló un doctor. Cuando le faltan los medicamentos que no cubre el Seguro Universal de Salud (SUS), el personal médico hace “vaquitas” para ayudarle. Si desea ayudarla, puede dirigirse hasta el hospital Cochabamba y preguntar por ella.