Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 17 de octubre de 2021
  • Actualizado 06:14

Surge nueva tensión entre Flores y Súmate, Alcalde le denuncia ante Fiscalía

Manfred Reyes Villa inició proceso por supuestos 14 contratos ilegales. El concejal del MAS-IPSP informó que es la segunda vez que lo acusan por el mismo tema.
El concejal municipal del MAS-IPSP Joel Flores. DICO SOLÍS
El concejal municipal del MAS-IPSP Joel Flores. DICO SOLÍS
Surge nueva tensión entre Flores y Súmate, Alcalde le denuncia ante Fiscalía

La tensión entre la alianza Fuerza Republicana Democrática Nacional (Súmate) y el concejal del Movimiento Al Socialismo – Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP) Joel Flores se reaviva nuevamente con una denuncia presentada ante la Fiscalía por la supuesta comisión de cuatro delitos relacionados con 14 contratos de servicios culturales en gestiones pasadas. El concejal es músico.

En semanas anteriores se dieron denuncias contra Flores por presuntamente haber asistido en estado de ebriedad a una sesión del Concejo y, ahora, existe otra polémica. El concejal en cuestión informó que es la segunda vez que lo denuncian por el mismo tema y aseguró que no existen irregularidades en los contratos.

Este martes se conoció que el alcalde titular de Cochabamba, Manfred Reyes Villa Bacigalupi, denunció a fines de agosto por la presunta comisión de incumplimiento de deberes, contratos lesivos al Estado, conducta antieconómica y contribuciones y ventajas ilegítimas contra el concejal Flores y dos personas más.

El proceso iniciado describe que “los denunciados han generado daño al patrimonio”, y hace referencia a “pagos al proceso de contratación de servicios culturales en la modalidad de contratación directa en gestiones 2013 y 2014, las cuales beneficiaron a Jhonny Joel Flores Flores en su condición de Presidente del Consejo Distrital Nº 14”.

Flores era entonces dirigente, y fue contratado como músico para algunos eventos. Entre 2015 y 2021 fue concejal por el MAS-IPSP y, en la actualidad, vuelve a ocupar el cargo.

Entre 2013 y 2014, Edwin Castellanos, del MAS-IPSP, era el alcalde de Cochabamba. El documento de denuncia detalla los 14 contratos, desde el 28 de febrero de 2013 (por 11.200 bolivianos) hasta el 19 de septiembre de 2014 (por 6.996). Hay tres contratos por 20 mil bolivianos. El total pagado asciende a 165.447 bolivianos.

El alcalde suplente temporal, Manfred Reyes Villa Avilés, cuestionó que Flores, entonces en su calidad de dirigente, haya accedido a esos contratos.

“Ya es hora de que la ley se imponga. Si se está revisando este tema es porque se ha incurrido en alguna ilegalidad y, obviamente, claro cuando usted trabaja para el Control Social, no puede hacer estos cobros, estos cheques de 165 mil bolivianos”, dijo, y acotó que la Alcaldía se debe asegurar de que no se cometan actos de corrupción.

El Alcalde suplente temporal, expresó que no le sorprenden este tipo de hechos y que existen otros.

“No podemos permitir que sean las autoridades de las que incurren en estos errores”, agregó Reyes Villa.

Por su lado, el concejal Flores sostuvo que tampoco le sorprenden las denuncias del Alcalde. “Tampoco es novedoso. Ellos van a estar haciendo, en cualquier momento, cualquier otro tipo de denuncias, ya sean pequeñas o grandes, lo que fuese necesario”.

El concejal informó que sí prestó sus servicios como artista. “Algunos ciudadanos particulares hicieron la denuncia de lo que yo habría prestado los servicios en la Alcaldía municipal en la época de Cholango (Edwin Castellanos), él era Alcalde y me han hecho la contratación en varias circunstancias”.

Flores explicó que ya el 22 de mayo de 2015 se aprobó la resolución 7072 “con el mismo tema”. Detalló que se hizo una auditoría desde la Alcaldía y que, en la getsión de Josñe María Leyes como alcalde (2015 - 2021) se remitieron los resultados.

“Nosotros ya hemos conocido, como concejales de la anterior gestión, tanto de los Demócratas, del frente UNICO y la bancada del MAS. Esa auditoría especial en la parte conclusiva manifestaba que no ha existido, no se ha evidenciado ninguna irregularidad en el proceso de contratación de los servicios artísticos realizados a mi persona como músico, como representante de una agrupación en diferentes actividades”, enfatizó.

Remarcó que cuando fue contratado era representante de las juntas vecinales y afirmó que eso “no influye en nada mientras seas artista, porque también estarían atentando contra un derecho que uno tiene” para trabajar. Aseguró que aquella auditoría también tenía la finalidad de “desprestigiarlo” y que, ahora, ocurre lo mismo.

“No me preocupa, voy a defenderme en cualquier instancia”, sostuvo y cuestionó que como Alcaldía haya dos versiones, la anterior auditoría y ahora la denuncia.

Recalcó que desde que es concejal no tuvo más contratos con instituciones públicas sino solo de manera particular.