Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 24 de junio de 2021
  • Actualizado 10:27

Suman las denuncias ciudadanas de fiestas privadas ilegales en plena crisis por la COVID-19

Una vecina grabó con su teléfono celular la fachada de un local donde a puerta cerrada se llevaba a cabo una fiesta. Había ruido, gente cantando (cantar es una de las formas en la que más se propaga el virus) y personas que no respetaban el distanciamiento.
Imagen de video muestra una fiesta en una casa privada, ayer.
Imagen de video muestra una fiesta en una casa privada, ayer.
Suman las denuncias ciudadanas de fiestas privadas ilegales en plena crisis por la COVID-19

Las redes sociales son el espacio en el que los ciudadanos denuncian fiestas ilegales, fuera del horario permitido y con aglomeraciones en Cochabamba.

Una vecina grabó con su teléfono celular la fachada de un local donde a puerta cerrada se llevaba a cabo una fiesta. Había ruido, gente cantando (cantar es una de las formas en la que más se propaga el virus) y personas que no respetaban el distanciamiento.

Además, la fiesta se realizaba fuera del horario permitido para circular, de 5:00 a 22:00 de lunes a sábado.

En otros post, se leen denuncias en barrios donde los vecinos dicen que escuchan música y gente reunida, además, también en redes sociales, se ven eventos como matrimonios y otras reuniones.