Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 04 de julio de 2022
  • Actualizado 20:32

Soria dice que es Gobernadora titular; la Asamblea seguirá el tema hoy

El Presidente del ente legislativo dijo que pueden anular las resoluciones, leyes y demás normativa departamental.

Soria dice que es Gobernadora titular; la Asamblea seguirá el tema hoy

Esther Soria, del Movimiento Al Socialismo (MAS), asumió el cargo de Gobernadora de Cochabamba tras la renuncia de Iván Canelas, en noviembre de 2019, en los conflictos postelectorales del pasado año.

Este martes, en sesión de la Asamblea Legislativa Departamental (ALD) se anuló la resolución que la designa como Gobernadora. Sin embargo, el presidente de la Asamblea, René Rocabado, aclaró que la sesión no concluyó, que continuará hoy, y que el tema puede ser reconsiderado.

Además, este miércoles, Soria expuso un documento, de julio de este año, del Órgano Electoral Plurinacional que la reconoce como Gobernadora. Ella asegura que es la autoridad titular y que la Asamblea no puede anular su designación. Enfatizó que las únicas causales para el cambio de Gobernador son fallecimiento, renuncia o una sentencia ejecutoriada.

Al margen de la existencia de asambleístas opositores, este tema vuelve a develar también las diferencias entre los masistas.

Rocabado no estuvo en la sesión del martes, porque participaba como autoridad en los actos de aniversario de Anzaldo. Pero, describió que, en esa sesión instalada con las autoridades respectivas, la asambleísta masista Estela Rivero habría propuesto “de manera emergente” el tema de la anulación de la Resolución 103 de designación de Soria. De 33 asambleístas asistieron 23 (ocho de manera presencial y 15 de forma virtual), 13 votaron a favor de la anulación. Sin embargo, la sesión no concluyó y está prevista para continuar hoy. “Se puede ratificar la resolución del pleno de la Asamblea Legislativa Departamental, se puede nombrar otro Gobernador o Gobernadora”, dijo.

Soria cuestionó que haya intentos de desestabilizar la gestión departamental y que aquello obedezca a intereses políticos. Aseguró que su cargo es constitucional y reconocido por el Órgano Electoral. Explicó que tiene el cargo tras la renuncia irrevocable de Canelas. “A partir de eso he perdido también mi condición de asambleísta, cuando el Tribunal Electoral Departamental me ha acreditado como Gobernadora Constitucional del departamento de Cochabamba por una sucesión constitucional”, dijo, y agregó que, por tanto, no existiría la figura de interina o provisional sino de titular.

Enfatizó que, en ese sentido, solo puede ser despedida o sustituida, de acuerdo con la Constitución, por renuncia irrevocable, muerte o sentencia ejecutoriada, como lo hizo Canelas hace casi un año.

Rocabado contradijo esa postura. Sostuvo que Soria fue nombrada por la renuncia de Caneas. “Ella no es electa, sino designada por este ente legislativo”, dijo, y resaltó que la Asamblea puede anular, abrogar y derogar leyes y resoluciones departamentales.

APUNTES

Observaciones

La asambleísta Estela Rivera explicó que por la negación de informes, cambios injustificados en el personal y quejas administrativas, la Asamblea determinó anular la resolución que designa a Esther Soria como Gobernadora. Soria aseguró que compareció varias veces, por distintos temas ante la Asamblea y que incluso en un proceso penal iniciado en su contra ella encara la situación.

Las divisiones

Las divisiones no son de ahora. Ya en meses pasados se evidenciaron los problemas entre masistas, por temas que serían desde el pasado año, en torno a la elección de la Directiva. Se conoció que un primer grupo de asambleístas incluye a autoridades del MAS de la zona Andina y suplentes que reemplazaron a los titulares de Ayopaya, Mizque y otros, quienes respaldan a la Gobernadora junto a otros del Movimiento Demócrata Social (Demócratas).

Un segundo grupo, que rechazaría la gestión de Soria, incluye a los masistas Daniel Tórrez, Javier Castellón y Jaqueline Pozo, además de Zulema Villarroel, Leónida Zurita, Eugenia Rojas, Luisa Arroste y los indígenas.