Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 13 de octubre de 2019
  • Actualizado 19:47

EL ÁREA PROTEGIDA ES DE 318.000 HECTÁREAS

Solo ocho guardias cuidan el Parque Nacional Tunari

A pesar de la falta de personal y de equipos, estos guardianes están contentos de proteger un tesoro natural.
Solo ocho guardias cuidan el Parque Nacional Tunari


“Nuestros turnos duran 24 días al mes, durante los cuales tenemos que estar alertas día y noche, luego descansamos seis días al mes”, cuenta Alberto Terrazas, quien lleva 22 años dedicándose a la protección de los parques nacionales, y hoy es Jefe de Protección en el Parque Nacional Tunari.

Los incendios no son las únicas dificultades a las cuales se enfrentan los guardaparques en su día a día, también está el control de construcciones irregulares, el seguimiento al turismo y velar por el buen manejo de recursos naturales y su aprovechamiento, además de coadyuvar en el tema del desarrollo productivo con las comunidades aledañas a los parques.

Terrazas y sus siete compañeros se dedican a vigilar las 318 mil hectáreas del parque, pero no siempre están los ocho en acción. Cada uno tiene derecho a un descanso de seis días al mes, y de los seis que quedan en el campo, uno debe estar en las oficinas para recibir documentación. “Lo primordial para nosotros es aumentar personal, porque nosotros solos no abastecemos. ENDE, Taquiña y YPFB son empresas que nos donan equipos y refrigerios algunas veces”, cuenta Terrazas.

Con un sueldo que se aproxima a los 3.500 bolivianos y un seguro médico que no cubre más de 3.000 dólares, este grupo de guardaparques asegura que más que un empleo es parte de su vocación lo que los mantiene firmes en la labor de proteger uno de los mayores pulmones del país, como parte activa del Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap).

Al mismo tiempo, hacen un llamado a los cochabambinos y a las autoridades a tomar conciencia y desarrollar más acciones para preservar el Parque Nacional Tunari.