Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 27 de septiembre de 2022
  • Actualizado 20:30

Sipe Sipe produce 18 variedades de uva y su grado de dulzor es el ideal

En Sipe Sipe hay unos 28 asociados y, entre todos, producen uva en parcelas grandes, medianas y pequeñas.

Una familia cosecha uva en El Campanario. FOTO- Noé Portugal
Una familia cosecha uva en El Campanario. FOTO- Noé Portugal
Sipe Sipe produce 18 variedades de uva y su grado de dulzor es el ideal

Cabernet, Syrah, Cardinal, Tannat, Moscatel, Ribier, Italia, Red Globe, Centennial, Aurora y Victoria son algunos de los nombres de las 18 variedades de uva que producen en el municipio de Sipe Sipe, en Cochabamba.

El vicepresidente de la Asociación de Viticultores de Sipe Sipe y propietario del viñedo El Campanario, Freddy Siles, informó que hay unos 28 asociados y, entre todos, producen al menos 18 variedades de uva en parcelas grandes, medianas y pequeñas.

“El grado de dulzor de nuestras uvas es el ideal. Asumimos que es por la altura debido a que estamos a más de 2.500 msnm y la radiación es más fuerte”, señaló.

Siles dijo que Sipe Sipe, desde siempre, se ha caracterizado por la producción de la uva, pero se implementaron variedades y se mejoró la producción, en los últimos años. Añadió que son asesorados por un ingeniero tarijeño experto en viñedos.

Fanny Hurtado, propietaria de El Campanario, señaló que su viñedo produce 11 variedades de uva. Tiene un terreno de 2.500 metros con mil plantas, esa cantidad normalmente es para una hectárea, pero la familia Siles Hurtado optimizó el espacio con otro sistema de conducción que aprovecha la altura.

Señaló que el “secreto” para una buena producción es el cariño y cuidado. Además, dijo que sus plantas escuchan música casi todo el día.

Hurtado, coincidió con su esposo Freddy Siles, respecto al alto grado de dulzor de las uvas, en comparación con la producción de otras zonas, porque están por encima de los 2.400 msnm y la radiación solar es directa.

La cosecha de esa fruta empieza en diciembre y termina a finales de marzo. Hurtado señaló que su primera cosecha es el 31 de diciembre en la mañana y cumpliendo su tradición esos racimos son compartidos con sus vecinos.

Después, siguen con la cosecha en febrero y marzo; los últimos son destinados a la elaboración de vinos porque son más dulces. En 2020, El Campanario cosechó cinco toneladas de esa fruta y prevén este año superar esa cantidad.

Siles añadió que unos cinco viñedos están elaborando vinos con el asesoramiento del presidente de Asociación de Viticultores de Sipe Sipe.

El Campanario abrió sus puertas a la población el sábado. Decenas de familias cosecharon uva en el viñedo; muchos se llevaron hasta cajas de la fruta para compartir en sus hogares.