Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 23 de enero de 2021
  • Actualizado 23:29

Servicio de Cuencas garantiza que no habrá aluvión en Tiquipaya

El director Omar Vargas informó que se interviene en la cabecera de cuenca, como corresponde, después de 17 años. Las obras concluirán a fines de este mes.

Maquinaria operando en la parte baja de la cuenca Taquiña, en Tiquipaya. NOÉ PORTUGAL
Maquinaria operando en la parte baja de la cuenca Taquiña, en Tiquipaya. NOÉ PORTUGAL
Servicio de Cuencas garantiza que no habrá aluvión en Tiquipaya

El Servicio Departamental de Cuencas (SDC) garantizó que en la cuenca Taquiña, en Tiquipaya, no se registrará otro aluvión, porque ya se concluyen los trabajos necesarios en la cabecera para el control de la cuenca.

En febrero de 2018, un aluvión sorprendió a los habitantes de Juventud Chilimarca y los barrios vecinos, derrumbó y sepultó casas, mató personas, hubo grandes pérdidas. En febrero de 2020 se dio una situación similar.

Desde entonces, los pobladores de la zona exigen obras y atención. Este martes hubo bloqueos debido a estas demandas.

El director de SDC, Omar Vargas, manifestó que es la primera vez en 17 años que se está controlando la cuenca Taquiña, “desde donde debería realizarse, que es en cabecera de cuenca”, donde se ejecutan obras, lo que permite garantizar que no haya más desastres.

“No van a venir aluviones, porque el manejo integral de cuencas viene desde arriba, no es necesario realizar obras abajo. Por lo tanto, si bien el municipio también está haciendo dragados, la población tiene que sentirse tranquila (…). Taquiña, que va a estar en el ojo de la tormenta por todo Bolivia, desde enero va a estar controlada; siéntanse tranquilos”, sostuvo.

Vargas dijo que ya no es necesario, y que sería un despilfarro, continuar haciendo obras donde siempre se han hecho, en la parte baja, cerca de los puentes.

Durante unos 17 años no se hizo el manejo de cuenca, los municipios tampoco hicieron inversiones ni mantenimiento.

LOS TRABAJOS

La autoridad detalló los trabajos que se realizan en la actualidad.

La Gobernación tiene a cargo 21 obras en la zona. De esas, “19 están terminadas”, un 97% de avance en cabecera, que es la subcuenca Lindero.

“En dos semanas más tenemos el 100% de obras terminadas”, anunció.

Por otro lado, en la parte media hay 13 obras planificadas, de las cuales ya hay ocho concluidas. Las cinco restantes tienen avances de entre el 30% y el 40%, que se prevé concluir hasta el 20 de diciembre; se realizan con Emagua.

Por otro lado, en la parte baja, se construyen dos lagunas de sedimentación; una está concluida. También se implementan dos diques de disipadores, que “estarán terminados en 10 días”.

El objetivo de estas obras es tener un control integral de la cuenca.

Vargas, experto en tema de cuencas, aseguró que retornó a ese trabajo para garantizar el control de Taquiña.

Explicó que es necesario invertir, y no erogar gastos como con los trabajos de dragado que se hacen cada año. Agregó que se prevé que no haya lluvias hasta el 10 de diciembre, por lo que las obras avanzarán sin problemas.

Por otro lado, adelantó que enviará, en una semana, notas a las autoridades municipales de Cochabamba y Tiquipaya instando a que presupuesten recursos pata el mantenimiento de la cuenca, que le compete a ambos territorios.

Cuestionó que la Alcaldía cochabambina no haya destinado maquinaria para obras. “Hemos mandado notas. Cuidado que dos de sus cuencas estén en riesgo, como es Pajcha y Pintu Mayu, donde también les hemos entregado informes para que analicen, coordinen con nosotros los expertos, para ayudarles a mantener sus cuencas”, enfatizó.