Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 01 de febrero de 2023
  • Actualizado 00:52

“SEMBRAR AGUA”

Contra la sequía: tuna sin espinas, cierre de potreros y atajados

La Universidad Mayor de San Simón y las autoridades locales apuestan por nuevas formas de proteger, cosechar o, en cierta forma, sustituir el consumo de agua.
El área de cultivo, donde se encuentra la variedad 38 de la tuna forrajera, en el CIF – UMSS, en Tiquipaya.          NOÉ PORTUGAL
El área de cultivo, donde se encuentra la variedad 38 de la tuna forrajera, en el CIF – UMSS, en Tiquipaya. NOÉ PORTUGAL
Contra la sequía: tuna sin espinas, cierre de potreros y atajados

Tunas sin espinas como forraje, al igual que el control de potreros de manera rotativa en las zonas más afectadas por la falta de agua, la construcción de represas y atajados, y la infiltración de agua garantizada con reforestación son parte de los planteamientos que impulsan la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) y autoridades locales en Cochabamba para luchar contra la sequía que azota a buena parte de los municipios.

Las autoridades departamentales exhortaron a los gobiernos municipales a “cosechar” el agua de las lluvias que cada vez tardan más en llegar.

El secretario de Planificación de la Gobernación, Guillermo Bazoberry, explicó que la cosecha de agua significa retener el agua cuando llega en los periodos de lluvia, para poder aprovecharla en otra época.

Existen diversas maneras de cosechar, de retener el agua. La necesidad de adaptación ante el cambio climático, impulsa a asumir diferentes estrategias en el departamento.

En la actualidad, al menos 13 municipios expusieron situaciones críticas debido a la escasez: Santiváñez, Vila Vila, Arani, Arque, Pasorapa, San Benito, Sacabamba, Tapacarí, Omereque, Cocapata, Capinota, Raqaypampa y Morochata.

A continuación, se exponen algunos proyectos y alternativas.

PENCAS PARA EL GANADO El gobernador Humberto Sánchez recordó que hace décadas, quienes vivían en el campo, ya aplicaban esta técnica para alimentar al ganado vacuno, con los cactus en crecimiento vertical, “como velas”.

“Cuando éramos pequeños, en el campo nos hacían sacar las espinas para picar y cortar en rodajas o en cubos; se mezclaba con la paja de trigo, de cebada, para alimentar a los ganados. Ahora, con las nuevas investigaciones, con el trabajo de la Universidad Mayor de San Simón ya hay proyectos innovadores en tema de la tuna forrajera, que ya no tiene espinas”, destacó la autoridad en beneficio del ganado vacuno, ovino y otros.

En días recientes, la Gobernación entregó un millón de bolivianos a la UMSS para la implementación de parcelas demostrativas de tuna forrajera en los municipios de San Benito, Tarata, Mizque, Tiquipaya y Aiquile. Se trata de un convenio intergubernativo para promocionar a la penca como opción de forraje alternativo y estratégico para la ganadería de la región del Cono Sur de Cochabamba, para impulsar el desarrollo productivo del departamento, considerando la necesidad también de paliar la sequía.

Las pencas de esta tuna parecen artificiales; no tienen espinas, al tocarlas se siente una superficie lisa y fresca. Tienen un color verde uniforme, son gruesas, contienen un 90% de agua y son resistentes a la enfermedad. Son una especie noble; prende con facilidad y no necesita mucho riego. No da frutos.

La UMSS, a través del Centro de Investigación en Forrajes (CIF) “La Violeta” dotará medio millón de plantas de la accesión 38 de tuna forrajera, utilizando la reproducción in vitro para ser implementadas en huertos madres, cuyos retoños se destinarán a los productores.

El secretario de Planificación de la Gobernación, Guillermo Bazoberry, expresó que hace años se conoció sobre esta investigación de la UMSS para mitigar la falta de agua.

La investigación fue verificada en Pasorapa.

“Creo que esta es una forma inteligente de enfrentar al cambio climático. La tuna es una planta muy resistente a condiciones adversas, acumula nutrientes y acumula agua. El ganado se puede alimentar directamente”.

El docente investigador del CIF La Violeta de la UMSS Rodrigo Rodríguez manifestó que este proyecto se trabaja desde hace más de una década. Se hizo la recolección de las muestras de pencas a nivel nacional e internacional. “Tanto así que, en nuestro centro de investigación contamos con un banco de germoplasma con más o menos 80 accesiones de tuna con diferentes características tanto para fruto como para forraje”.

Tras los estudios realizados, seleccionaron una variedad, la accesión 38.

Rodríguez detalló que el proyecto conlleva dos etapas importantes. Una es la vía vegetativa con la selección de las cinco localidades donde estarán los huertos. Otra es en la que introduce la biotecnología del cultivo In Vitro.

“Vamos a ser capaces de producir entre un millón y 2 millones de plantines a lo largo del proyecto”, enfatizó.

En la actualidad, ya existen tres jardines en el municipio de Pasorapa.

El alcalde de ese municipio, Ismael Ríos, dijo que este proyecto “es como sembrar agua y cosechar agua”.

Aseguró que estas pencas permiten mitigar la sequía y salvar vidas del ganado vacuno.

“Darles tres, cuatro pencas de tuna, hace que el animal consuma menos agua (…). Con la sequía, con el cambio climático, año tras años, al pasorapeño le han hecho pensar que esto es una alternativa. A esta penca no le entra fácil una plaga, han hecho la prueba. Tiene buena carnosidad y sirve de mucho para el consumo animal”.

El rector de la UMSS, Julio Medina, expresó disponibilidad para continuar aportando con conocimiento e investigación.

El Gobernador exhortó a considerar este tipo de propuestas ante la escasez de agua y no dejar de lado la producción agrícola y pecuaria “para garantizar alimento a todos los seres vivos”.

Ganado se abastece de agua en un atajado en el Cono Sur.         ARCHIVO
Ganado se abastece de agua en un atajado en el Cono Sur. ARCHIVO

CONTROL DE POTREROS El investigador Rodríguez informó que existe el proyecto, con cooperación internacional, de implementación de sistemas agrosilvopastoriles, donde la tuna forrajera es solo uno de sus componentes.

En zonas ganaderas del departamento de Cochabamba, como en Pasorapa y Omereque, entre otros lugares, se suele dejar libre al ganado en la época en la que no hay forraje, para que los animales consuman lo que encuentren.

“Entonces, el sistema agrosilvopastoril significa cerrar potreros grandes, de buena superficie, donde el animal no ingrese durante esta época y nosotros podamos recuperar tanto la pastura nativa como la pastura introducida, los arbustos forrajeros y también la tuna en esa superficie en época de estiaje”, describió, y agregó que cuando la época de lluvia llegue, estas especies brotarán.

Luego, se podrá permitir al ganado entrar y contar con un alimento balanceado.

Esto se aplica por sectores, de manera rotativa, para que, en el transcurso del tiempo, se pueda contar con forraje disponible para el ganado en las épocas de estiaje en las zonas donde este evento natural es más recurrente.

La UMSS trabaja con este tipo de propuestas en Pasorapa, desde hace unos ocho años.

“Pensamos que es el municipio clave y piloto para poder poner en práctica toda nuestra metodología y tecnología. En la actualidad, ya hemos probado esto; tenemos especies (…). Lo que queremos es ahora difundir esta tecnología, está metodología”, dijo Rodríguez.

INFILTRACIÓN Y REFORESTACIÓN El Secretario de Planificación expresó que una forma de garantizar el líquido es la infiltración de agua al subsuelo.

“Por ejemplo, el Parque Nacional Tunari es una gran cosechadora de agua, como para los que explotan, los aguateros”, explicó, haciendo referencia a las vertientes.

Aseguró que, desde la Gobernación buscan la implementación de diferentes formas de cosechar agua, como esta.

Para que esto funcione, es necesaria la reforestación.

Bazoberry aseguró que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Hídricos desarrolla actividades de reforestación en diferentes zonas del departamento de Cochabamba para, a futuro, garantizar el agua.

ATAJADOS Los atajados existen en varios municipios. Aunque buena cantidad de estos están con bajo volumen de agua, continúa siendo una estrategia para captar el líquido de la lluvia.

Los atajados permiten recolectar las aguas de lluvia que escurren superficialmente durante precipitaciones torrenciales. Están a cielo abierto, y se convierten en una reserva hídrica cuando existe escasez.

Bazoberry dijo que estos se implementan, principalmente, en zonas del Valle Alto y el Cono Sur.

REPRESAS La construcción de represas ha ido en aumento en los últimos años. Las represas son lagunas artificiales que captan agua de los afluentes de diferentes regiones. Existen municipios que solo cuentan con ríos como fuentes de agua, o pozos profundos; algunos tienen solo una represa.

En algunas mancomunidades de municipios se organizan para proyectos integrales, dando impulso a represas que sirvan para el riego y el consumo humano.

El secretario Bazoberry manifestó que el Ministerio de Medio Ambiente y Agua aprobó la ejecución de presas en el departamento, algunas están en ejecución, como La Angostura en Omereque, uno de los municipios más azotados por la falta de agua, en la actualidad. Sus autoridades reportaron la muerte de decenas de cabezas de ganado debido a la sequía.

Por otro lado, está la optimización y buena administración del agua, como los sistemas de riego por goteo, entre otros, que son necesarios para los productores en los campos de cultivo.

El Secretario de Planificación manifestó que los proyectos referidos al agua continuarán siendo prioridad en 2023.