Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 18 de enero de 2020
  • Actualizado 05:01

PLANTA DE CALA CALA ESTÁ A PUNTO DE SER CONCLUIDA

Semapa dejará de racionar agua en enero de 2018

En los próximos días prevén el lanzamiento de aplicaciones móviles para denunciar irregularidades en el servicio básico.
Semapa dejará de racionar agua en enero de 2018



El Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Semapa) anunció que dejará de racionar agua en Cochabamba a partir de enero de 2018.

El gerente de Semapa, Gamal Serhan, dijo que en los próximos días concluirá uno de los hitos que marca el proceso de ampliación de la planta de tratamiento de agua potable de Cala Cala: el área de interconexión.

Una vez que esa planta entre en funcionamiento, “la gente sentirá el efecto de tener más agua en su casa”, de acuerdo con las declaraciones que Gamal Serhan realizó ayer, en la edición sabatina del programa Contacto OPINIÓN, que se emite por Radio San Rafael (Frecuencia Modulada 92.5).

Esto significa que, a principios de la siguiente gestión, el agua llegará ininterrumpidamente a los domicilios del municipio.



HISTORIA Serhan recordó que la ampliación de la planta de Cala Cala se da luego de 25 años e inició en junio de 2017.

Actualmente, tiene una capacidad de tratamiento de 400 litros de agua por segundo y, cuando culmine la obra, ascenderá a 1.000.

DETALLES Tras la ampliación, la planta de Cala Cala será exclusivamente para tratar el agua que Semapa recibe desde Misicuni: de momento, 400 litros por segundo.

El presidente de la Empresa Misicuni, Jorge Alvarado, indicó que disponen 1.000 litros de agua por segundo para Cochabamba, pero Semapa solo tiene capacidad de tratar 400 a 500 litros por segundo.

La situación cambiará una vez que la planta de Cala Cala esté lista.

NOVEDADES El gerente de Semapa indicó que en los próximos días tienen previsto el lanzamiento de aplicaciones móviles que permitirán a la ciudadanía denunciar irregularidades en los servicios que la empresa presta, la ruptura de tuberías, por ejemplo.

Serhan indicó que, diariamente, se reportan entre 10 a 15 casos, cifra que es normal respecto a ciudades de otros países.

Las aplicaciones móviles son parte de la transformación de Semapa.

El gerente aseveró que Semapa dejará de ser una empresa municipal que “administra la escasez” y empezará a ser una entidad que gestiona el agua.

Esto significa que el personal ya no estará enfocado en resolver la falta del líquido elemento en el territorio, sino en otras problemáticas, como las fugas que, según la previsión de Serhan, estarán entre los reclamos más frecuentes.

Por esa razón, Semapa quiere hacer más eficiente su reacción ante ese tipo de hechos.

PENDIENTE Si bien Semapa está a punto de resolver una “deuda histórica con Cochabamba”, la escasez de agua, aún hay asuntos pendientes. Según Serhan se debe disminuir la pérdida de agua, por ejemplo.

Considerando que, actualmente, el agua es un recurso escaso en el mundo, durante el 2017 Semapa, en coordinación con el Ministerio de Medio Ambiente y Agua, trabajaron en un “plan piloto de reducción de agua no facturada” en La Chimba.

“Hemos logrado bajar del 40 por ciento al 26 por ciento el nivel de pérdida de agua en La Chimba”. Esto es productivo para la empresa, pues cuando hay pérdida de agua, deja de percibir ingresos económicos que podría invertir en proyectos.

Otro elemento pendiente es la educación de la población, promoviendo la optimización del uso del agua.

Inversión

Semapa y la Alcaldía de Cochabamba invirtieron más de 20 millones de bolivianos en la ampliación de la planta de Cala Cala.



Entrando en la página solicitada Saltar publicidad