Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 28 de enero de 2022
  • Actualizado 16:21

SEDES reporta 21 contagios de la COVID-19 en niños y 39 en adultos mayores

Autoridades de salud recuerda a la población la importancia de la vacunación y de mantener las medidas de bioseguridad ante un repunte del 130% en casos positivos de una semana a otra.
Aglomeración en los mercados por las fiestas de fin de año. NOÉ PORTUGAL
Aglomeración en los mercados por las fiestas de fin de año. NOÉ PORTUGAL
SEDES reporta 21 contagios de la COVID-19 en niños y 39 en adultos mayores

El jefe de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (SEDES) de Cochabamba, Rubén Castillo, informó la mañana de este lunes que recibieron ayer domingo la notificación de 21 nuevos contagios de la COVID-19 en niños y 39 en adultos mayores, por lo que la organización sanitaria volvió a recordarle a la población la importancia de acudir a la vacunación y mantener las medidas de bioseguridad como el uso correcto del barbijo (tapando nariz y boca), el lavado/desinfección constante de manos y el respeto del distanciamiento físico.

"Tras la realización de 554 pruebas en 32 laboratorios, el departamento registró ayer (domingo) 180 nuevos casos de coronavirus, de los que 99 son mujeres y 81 hombres. Fueron captados 21 niños en el reporte, de los cuales siete son menores de cinco años y 14 van de los seis hasta los 13. Además, hubo 39 infecciones entre adultos mayores la pasada jornada", explicó ante los medios de comunicación.

Castillo agregó que entre la última semana epidemiológica (26 de diciembre de 2021 al 1 de enero del 2022) y la anterior, Cochabamba reportó un aumento de casos positivos del 130%. "Hemos cerrado con 2.337 casos nuevos; 1.319 más que el anterior registro, con un promedio diario de 334 contagios. Ha habido 40 fallecimientos durante una semana"

Además, los tres decesos de ayer no presentaban ningún registro de vacunación. "Un fallecimiento corresponde a Cercado y fue una mujer de 83 años. Las otras muertes ocurrieron en Cliza y se trata de dos hombres: uno de 84 años y el otro tenía 56". Quedan 155 sospechosos pendientes de la investigación laboratorial.