Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 22 de septiembre de 2020
  • Actualizado 13:59

SEDES instruye hacer pruebas rápidas de COVID sin costo a embarazadas

Esa instancia departamental indicó, además, que los establecimientos de salud públicos, privados y de seguridad social, no pueden negar atención a este grupo vulnerable si no presentan los resultados de exámenes para confirmar o descartar coronavirus.

Una mujer está en período de gestación durante la pandemia. CRÉDITO: Infobae
Una mujer está en período de gestación durante la pandemia. CRÉDITO: Infobae
SEDES instruye hacer pruebas rápidas de COVID sin costo a embarazadas

“Ahora, para atenderte (un parto) te están pidiendo una prueba de coronavirus y el resultado tiene que ser negativo”. Esa es la alerta que dio hace una semana Lucía S., otra persona, César F., contó que solo internarían a su pariente que estaba a punto de dar a luz el 30 de julio, si presentaba un examen de COVID.

En redes sociales se ventilan muchos casos de este tipo. Gente desesperada buscando lugares donde le entreguen los resultados de pruebas COVID “en el día y válido para presentar al hospital”.

Todo este proceso burocrático que algunos establecimientos de salud están obligando a atravesar a las mujeres en estado de gestación fue frenado por el Servicio Departamental de Salud (SEDES), a través de un comunicado que tiene tres cláusulas.

Una de ellas indica que “se prohíbe negar atención de controles prenatales, atención de parto o cesárea y atención del puerperio”. Esta disposición debe ser acatada por establecimientos de salud públicos, privados y de seguridad social.

La segunda instrucción es que esas entidades gestionen pruebas rápidas para ese grupo vulnerable ante las instancias competentes, como la Gobernación y alcaldías.

Finalmente, el SEDES ordenó que las pruebas rápidas para embarazadas y puérperas no tengan costo, esto con la finalidad de “evitar que las pacientes peregrinen en busca de atención oportuna”.

No obstante, mientras no se cuente con la cantidad suficiente y requerida de pruebas, solo se aplicará esta determinación a tres grupos de embarazadas: las que tienen sintomatología de coronavirus, independientemente de su etapa gestacional; las que tienen embarazo de alto riesgo; y las que tienen más de 36 semanas o llegan hasta el hospital con trabajo de parto.

El documento que está en vigencia es avalado por el director del SEDES, Yercin Mamani.